Abregú y sus puños, una combinación letal

El Potro cayó en el 7º round, pero en el octavo llegó al nocaut técnico sobre el venezolano Jean Carlos Prada.

Con el clásico cantito de la hinchada “Olé, olé, olé… Potro” subió Carlos Abregú al ring para enfrentar a Jean Carlos Prada. Y el Potro respondió a sus fanáticos quedándose con la victoria y el cetro Latino welter del Consejo Mundial de Boxeo.

Prada se plantó firme en el centro del ring y desde ahí comandó las acciones del primer asalto. El primer golpe directo al rostro fue del venezolano. Con eso demostró que no iba a ser un rival fácil para el número 1 del ranking del Consejo Mundial de Boxeo.

La figura de Prada fue desdibujándose en el cuadrilátero a medida que la del Potro se fue agigantando en sus constantes búsquedas del cuerpo y el rostro de su rival. La gente se prendió aún más con el duelo y esperaba ansiosa el nocaut que se había presagiado toda la semana. A favor de Abregú también jugaron algunas advertencias que el árbitro del combate le realizó a Prada.

A falta de diez segundos del cuarto round se vio lo mejor de Abregú. Una seguidilla de golpes puso a Prada contra la esquina sin chances de defenderse, literalmente lo salvó la campana en este tramo de las acciones.

Abregú cayó en un pozo en el sexto asalto; no tuvo la misma iniciativa de los rounds anteriores y le permitió a Prada recuperar terreno. El venezolano conectó varios golpes sobre Abregú, que no encontraba la distancia justa para sacar el derechazo ganador. Para sorpresa de los espectadores fue el Potro el primero en tocar la lona. Prada conectó de derecha y el árbitro realizó el conteo reglamentario sobre el crédito local.

Sin embargo, Abregú sacó a relucir su garra y con mucho amor propio dio vuelta el trámite de la pelea. Consiguió el KO apenas comenzó el octavo round; primero llegó una derecha, luego acorraló a su rival en una esquina y enseguida vino la combinación definitoria que dejó al venezolano sosteniéndose de las cuerdas. El árbitro hizo el conteo y cuando vio que el visitante no podía seguir en pie decretó el KOT.

Figuras de primer nivel

La velada se desarrolló con la presencia de figuras internacionales como el uruguayo Sampson Lekowicz, representante de Sergio “Maravilla” Martínez, quien fue el nexo entre la organización de la pelea para lograr que el venezolano Jean Carlos “Metralleta” Prada llegue a Salta para enfrentar al Potro Abregú. Además de estar al tanto de los asuntos relacionados con el festival de anoche. Lewkowicz también continuó con las tareas relacionadas con el combate que Maravilla sostendrá el 7 de junio en Nueva York ante el puertorriqueño Miguel Cotto. En horas del mediodía se reunió con representantes de TyC Sports para definir la transmisión televisiva de esa pelea. Por la noche acompañó a Sean Gibbons, agente de la Top Rank, en la velada, y también se lo vio junto al excampeón del mundo de los medianos Carlos el “Tata” Baldomir.

10.000 personas
Más de 10.000 personas le dieron color al Delmi en la velada “Va por todo”. En la platea alta y en el ring side la capacidad se vio colmada, y en menor medida en la popular, pero en general el marco fue bueno. Solo faltó el nocaut en las dos primeras peleas para que la fiesta fuera completa.