Agresión a venezolano José Uzcategui opaca velada en Maryland

Salvador Rodríguez | ESPN Digital

http://espndeportes.espn.com/boxeo/nota/_/id/3227873/agresion-a-venezolano-jose-uzcategui-opaca-velada-en-maryland

Lo que era una velada sin sobresaltos en el MGM National Harbor de Maryland con el esperado triunfo de Gary Russell, se convirtió en un caos gracias a un tío de Andre Dirrell.

Luego de que Dirrell ganó por una polémica descalificación al venezolano José Uzcategui en el octavo episodio para agenciarse el fajín Supermedio interino de la Federación Internacional de Boxeo, Leon Lawson, tío de Dirrell, golpeó inesperadamente con el puño limpio al rostro al púgil sudamericano.

El acto provocó un caos en el ring y de acuerdo con algunos reportes, la policía buscó a Lawson por el incidente.

De acuerdo con la promotora Zanfer, promotora del vinotinto, se iniciarán acciones legales contra el agresor y además se protestará ante la comisión local y la Federación Internacional de Boxeo la decisión del réferi.

El caos comenzó a gestarse en la pelea semiestelar, luego de que Dirrell perdía en dos de las tres tarjetas ante Uzcategui, pero el estadounidense aprovechó que el venezolano le golpeó al sonar la campana hasta derribarlo y el réferi determinó que había sido golpe ilegal tras el campanazo, por lo que se decretó la polémica victoria por descalificación a favor del norteamericano.

“Bolivita” Uzcategui había hecho bien las cosas y ganaba en dos tarjetas por 77-74 y 77-75, mientras que un tercer juez llevaba 76-76. El vinotinto, avecindado en México, se mostraba bien rumbo a la victoria, pero el réferi Bill Clancy fue categórico al asegurar que el golpe había sido a destiempo.

Por cierto, Gary Russell defendió con éxito Gary Russell cumplió y noqueó en siete asaltos al colombiano Óscar Escandón en su segunda exitosa exposición del cetro Pluma del Consejo Mundial de Boxeo.

En la pelea estelar de la velada transmitida por Showtime, Russell fue más pieza que Escandón, a quien derribó en el tercer episodio y con buen boxeo y presión fue capaz de obligar a la detención a los 59 segundos del séptimo capítulo en el que se decretó la victoria para mejorar a 28-1 y 17 nocauts por 25-3 y 17 cloroformos del cafetalero.

En el resto de la cartelera, el cubano Rances Barthelemy estuvo lejos de su mejor nivel y aunque se llevó una decisión unánime por 116-110, 115-111 y 117-109 en una eliminatoria de las 140 libras por la Asociación Mundial de Boxeo, la gente aplaudió más a su rival, Kiryl Relikh, al sentir que merecía la victoria.

Barthelemy visitó la lona en el quinto asalto y Relikh en el octavo. Compubox reveló que Relikh conectó 248 golpes por apenas 137 del cubano, incluyendo 190-91 en golpes de poder, lo cual motivó a un abucheo generalizado al resultado que dejó a Rances como mandatorio de Julius Indongo por la faja Superligera.

No Comments Yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.