Arreola no quiere una decisión

Por Carlos Narváez Rosario
Especial para ESPNDeportes.com

Chris Arreola aseguró que no dejará en manos de los jueces el resultado de su venidera revancha con Bermane Stiverne. Pero ¿cómo lo hará si perdió claramente la primera, terminó con la nariz fracturada y hasta sufrió una caída?

 Chris Arreola

El peso pesado méxico-americano dijo el martes en una conferencia de prensa telefónica en la que también estuvo Stiverne presente, que ha tomado muy en serio su preparación ésta vez ya que está convencido de que estará en juego su futuro boxístico.

 Arreola y Stiverne disputarán el título del peso completo del Consejo Mundial de Boxeo, que quedó vacante una vez el ucraniano Vitali Klitschko decidió dejar a un lado su carrera boxística para dedicarse a la política de su país.

 “Somos los dos mejores pesos pesados en la actualidad. Pero personalmente, quiero callar a todos y demostrar que no soy uno de esos peleadores que quieren servir de escalón. Quiero ser campeón mundial. Por mi honor, por mi familia. Quiero demostrar que éste méxico-americano es el mejor del mundo”, comentó.

 Arreola y Stiverne se medirán el 10 de mayo en el Galen Center, de la Universidad del Sur de California, en una función que será difundida en vivo por ESPN a través de sus distintas plataformas.

 Stiverne, que tiene marca de 23-1-1 y 20 nocáuts, se apuntó una cómoda decisión unánime sobre Arreola en abril de 2013. Arreola, que tiene foja de 36-3 y 31 antesiados viene de ganar el título Internacional del CMB el pasado mes de septiembre con una victoria por nocáut en el primer asalto sobre Seth Mitchell.

 “Mis respetos a los jueces, pero no me gustaría escuchar la lectura de sus tarjetas ésta vez. Así que buscaré ésta que vez que no sean necesarios. Odio perder. Esta podría ser mi última oportunidad por un título y no la pienso perder. No soy un boxeador de un día de paga y nada más y no quiero estar en este deporte para eso. Quiero estar para ser campeón mundial. Tampoco daré excusas. Aquí las cosas han cambiado. La última vez me ganó bien y hasta me rompió la nariz. Pero el 10 de mayo no habrá excusas”, añadió de forma determinada el peleador apodado ‘La Pesadilla’.

 Stiverne, de nacionalidad haitiana, pero residente en Canadá y cuyas preparaciones las realiza desde hace siete años en Las Vegas, aseguró que el resultado de ésta segunda pelea no será diferente al de la primera.

 “Creo que estoy listo para ser campeón y estoy listo para hacer historia”.

 Para Stiverne una revancha — luego de su clara victoria sobre Arreola — es innecesaria, pero ahora hay un título de por medio y eso la hace necesaria.

 “Estoy muy contento con la oportunidad de ir por un título del mundo sin importar como se han dado las cosas. Chris dice que vendrá diferente ésta vez. Yo no lo creo. No necesitaré ésta vez variar mucho las cosas y estaré listo para lo que él traiga. Lo que tengo de frente ahora es un sueño. He puesto lo mejor de mí con mucho sacrificio y eso ha incluido estar lejos de mi familia y mis hijos, por varios meses desde el pasado mes de diciembre para ser más exacto. Me metí en una cueva, y eso tendrá su recompensa”, añadió el primer clasificado del CMB.

 Stiverne viene de un año de inactividad. Fue su victoria sobre Arreola su última pelea. Cuando enfrento al méxico-americano también llevaba un tiempo similar sin pisar un cuadrilátero.

 “Soy uno de los mejores atletas en ésta división. Yo tengo estilo y soy más inteligente sobre el ring, algo que él (Arreola) no tiene”, apuntó.

 La división de los pesos completos ha sido ocupada desde 2007 por campeones europeos, especialmente por los hermanos Wladimir y Vitali Klitschko quienes tuvieron en un momento las fajas de los cuatro organismos.

 El último campeón estadounidense lo fue Shannon Briggs en el 2006. Desde entonces Estados Unidos no tiene un campeón del mundo.

 Arreola tendrá sus manos devolverle un título al ‘Tío Sam’.

 “Si Chris logra hacer que el pleito no llegue a una decisión ganará un buen bono”, reveló el promotor Dan Goosen motivado por las expresiones de Arreola.

 “Si no se va a decisión, claro que le daré un bono. Eso está ahí”, dijo.

 Arreola no tardó en ripostar. “Trataré de noquearlo a él, antes de que él quiera noquearme a mí”, sentenció.