Arum y De la Hoya se roban el show

Por Salvador Rodríguez
ESPNDeportes.com

MÉXICO — Quizá por el ambiente de fiesta que trae consigo diciembre, quizá porque siempre fueron buenos amigos y sólo algunos negocios los separaron, pero esta tarde, en Las Vegas, Bob Arum y Óscar de la Hoya lucieron como en los viejos tiempos, alegres y sonrientes, satisfechos por haber tomado la decisión de volver a hacer negocios.

ArumDelaHoya_300x200_1211
De la Hoya y Arum, estandartes de las empresas boxísticas más importantes en la actualidad, Golden Boy Promotions y Top Rank, respectivamente, volvieron apenas este año a trabajar tras cinco años de ‘guerra fría’, y ya van por su segunda pelea juntos, luego de haber montado en noviembre Sadam Ali ante Luis Carlos Abregu.

Esta vez le toca a Mauricio Herrera y a José Benavidez ser parte de esta renovada relación.

De la Hoya llegó a la conferencia en el Cosmopolitan de Las Vegas luego de haber participado en la del MGM Grand con Amir Khan y Devon Alexander, el ‘Golden Boy’ llegó corriendo y bromeó con que sólo llegó para tomarse una foto con las chicas de Top Rank, las ‘KnockOuts’, causando la risa de los presentes.

Ya después en tono más serio, celebró la reunión con Arum. “Muchas gracias Bob por todo lo que has hecho por este deporte. Realmente eres una persona que admiro”, le dijo Óscar a Bob. “La de este sábado será una gran pelea y esto es justo lo que queremos hacer junto a Bob. Esto es el boxeo”, expresó el ex campeón mundial en seis diferentes categorías.

Arum y De la Hoya estuvieron de gran humor en la conferencia, sonrieron, se dieron la mano más de una vez y recrearon un buen ambiente, a tal grado que Tim Bradley, en su turno al micrófono, no pudo evitar hablar de ellos. “Me pone contento esto que está sucediendo entre Óscar y Bob”, compartió el ex campeón mundial.

De consolidarse esta renovada relación laboral entre Óscar y Bob, quizá podrían darse buenas combinaciones para 2015, empezando por la pelea entre Saúl Álvarez y el campeón Mediano del Consejo Mundial de Boxeo, Miguel Cotto.