Barrionuevo y Verón reflotan la nostalgia

Por Osvaldo Príncipi para Diario La Nación

http://www.lanacion.com.ar/2070101-barrionuevo-y-veron-reflotan-la-nostalgia

Una de las recetas más viejas y efectivas que tiene el boxeo, para garantizar un buen espectáculo, está fundamentada en la elección de tres elementos claves: adversarios parejos, un buen estadio y un título creíble. Si todo esto logra fusionarse estaremos, entonces, ante un combate interesante y de alto consumo.

El reencuentro del Club San Lorenzo de Almagro con el pugilismo, hoy, tras una prolongada interrupción desde su primer festival, que data de 1930, constituye un atractivo especial para el aficionado a este deporte. Un recinto cómodo y moderno, como el estadio “Roberto Pando”, cito en José Mármol 1715, le devuelve al espectador porteño el hábito de llegar temprano a la velada, en subte o colectivo, como en las épocas del Luna Park ; los veteranos, los que vieron boxear al gran Pascual Pérez en la sede azulgrana, añorarán -también- la asistencia a la última función tanguera de la esquina Homero Manzi, una vez terminado el festval, como sucedía en la década del 50.

El catamarqueño Miguel Barrionuevo, llega maduro y bien formado, para exponer el titulo argentino ante el santacruceño Adrián Verón, un joven de buena carrera pero sin mayor experiencia en el boxeo de “elite”. Sin embargo, ambos consiguieron armar escenas serias y comprometidas, en torno a la concepción de sus carreras y ello potenciará este choque inquietante por la corona nacional.

¿Quién es Barrionuevo? Es un zurdo de 28 años y un récord de 32 victorias (22 KO), 3 reveses y 2 empates. Tiene técnica y sabe adaptarse a planteos ofensivos. Aprobó sus experiencias en el exterior venciendo al panameño Azael Cosio y al mexicano Oscar Meza, y ello lo proyecta con una ventaja mínima para el cotejo de esta noche (televisa TyC Sports desde las 23 horas).

El barrio de Boedo palpita, como en antaño, la cuenta regresiva de un clásico naciente del boxeo de estos días. Sustentado en dos principios inquebrantables, que jamás fallan cuando suena lo campana: paridad y un campeonato creíble

No Comments Yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.