Canelo y Rubio, en la mira de Cotto

POR ERNESTO CASTELLANOS G.
ENVIADO ESPECIAL

LAS VEGAS, Nevada.– El boricua Miguel Ángel Cotto ofreció ayer una conferencia de prensa en uno de los restaurantes del hotel MGM, y acompañado de Tod Duboef, directivo de Top Rank, habló de su vital combate contra el argentino Sergio “Maravilla” Martínez, del 7 de junio en el Madison Square Garden de Nueva York por el cetro mundial mediano del WBC, y entre otras cosas agregó que si destrona al sudamericano, será cosa de negociar el pleito contra el mexicano Marco Antonio Rubio, monarca del mundo interino de los medianos del Consejo, y más adelante no descarta una riña con el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez.

7e4d2bcb-3c6f-4a3a-8175-8e8a68ecfb6c
“Mi pelea con Martínez va a ser una de las más importantes del año, porque es un combate grande. Estoy entusiasmado, y decidido a coronarme, para ser el puertorriqueño con más títulos mundiales ganados con cuatro. Estoy bien preparado, y contento porque el pleito va a ser en Nueva York, en donde el público boricua va a llenar la arena, y va a estar conmigo”.

“Siempre ha funcionado la combinación Cotto-Garden-Puertorriqueños, y así volverá a ser”.

“Primero hay que salir del compromiso con Martínez, y luego veremos qué sigue. Sabemos que Rubio es el campeón interino y reclama la pelea por el cetro absoluto, entonces habrá que negociar”. En tanto que del “Canelo”, apoyado por su asesor Gabriel Peñagaricano dijo: “Es una pelea que me agrada, de eso podremos negociarlo más adelante”.

Cotto agregó que aprovechaba esta conferencia para presentar a un nuevo pupilo de su empresa “Cotto Promotions”, se trata de su paisano Wilfredo “Papito” Vázquez, el cual combatirá en la misma función de Nueva York, y también se incluirá a otro de sus boxeadores, el olímpico jantony Ortiz, quien peleó en los JO de Londres, y ahora se hará profesional tras 250 peleas de amateur.

CON BERISTÁIN

“Papito” Vázquez agregó por su parte que desde la próxima semana iniciará entrenamientos en México, bajo las indicaciones del manager azteca Nacho Beristáin, con el que espera volver a ser campeón mundial. “Una vez quise saludar a un campeón que admiro, a Juan Manuel Márquez. Ahí ví a Beristáin, y le dije que deseaba que me entrenara. Ahora eso es realidad”.