Chávez pelearía con Canelo en 162

Por Salvador Rodríguez
ESPNDeportes.com

MÉXICO — Al sinaloense Julio César Chávez Jr. le agrada la idea de Óscar de la Hoya de montar una pelea entre él y Saúl ‘Canelo’ Álvarez para 2015 en un peso pactado de 162 libras, sólo espera que cuando llegue el momento de un acercamiento oficial, sostengan su palabra.

Julio Cesar Chavez Jr., Bryan Vera

Chris Farina/Top Rank – Julio César Chávez Jr. no pelea desde marzo, cuando venció a Bryan Vera

El ex campeón mundial, quien ha estado ligado a ‘Canelo’, al menos en los medios, desde antes de que se coronaran, dijo que la pelea es atractiva y estaría dispuesto a bajar, sobre todo luego del triunfo de Ramón Álvarez sobre Omar Chávez el sábado pasado. “‘Canelo’ quiere enfrentarse a los mejores, los tres son grandes posibilidades, Cotto, Pacquiao y Chávez Jr., pero que es bien probable ahorita la pelea con Julio César en 160 o en 162 libras, he escuchado que (Chávez) está dispuesto a bajar, entonces hay forma de hacerla”, expresó De la Hoya a ESPN en entrevista en Playa del Carmen.

Al respecto, Julio César Chávez Jr., quien no pelea desde marzo de este año cuando venció a Bryan Vera por la vía de los puntos, a través de la señal de HBO, misma cadena que transmitirá los combates de ‘Canelo’ Álvarez a partir de diciembre cuando se enfrente en Texas a Joshua Clottey.

“Pues si dicen que en 162 libras, veremos la forma de hacerlo, creo que es una pelea de morbo, vamos a ver si es cierto que les interesa o sólo quieren calentar el ambiente para la pelea con Cotto, yo a ese peso sí bajo, nada más que se confirmen negociaciones, aunque creo que primero debe él ganar en diciembre”, expresó Chávez Jr. “La pelea con ‘Canelo’ se ha hablado desde hace mucho tiempo, él ya ha estado peleando en peso Medio, yo subí a Supermedio pero en un peso intermedio se puede hacer, vamos a ver si el interés es real, yo, como dije, sigo esperando a que me ofrezcan una buena pelea”, amplió el sinaloense. Chávez mantiene un problema con Top Rank al no llegar a un acuerdo por su futuro, toda vez que el mexicano quiere terminar ya su contrato con la compañía y la promotora pretende ampliar su acuerdo laboral a través de extensión de contrato.