Contacto en Budapest

La 26ª convención anual de la Organización Mundial de Boxeo, en Hungría.
http://espndeportes.espn.go.com/news/story?id=1890712&s=box&type=column

BUENOS AIRES — Una llovizna pertinaz se mezcla con el aire tibio, y hay una sensación de nostalgia gris en las calles de una ciudad antigua, misteriosa y atrapante. Estamos en verano, y sin embargo, a pesar de la cantidad de turistas, hay una gran quietud en las calles y en las plazas. Por momentos sale el sol y se alegran los corazones. Aquí se efectuó, por segunda vez, una convención anual de la Organización Mundial de Boxeo, la número 26, con la presidencia de Francisco Valcárcel, de Puerto Rico.

boxeo_300x200Presidentes OMB: Jorge Molina y Francisco Valcárcel

Una presencia sirvió para marcar la temperatura de la reunión, puesto que estuvo el invicto japonés de 22 años Tomoki Kameda (28-0-0, 18 KO), flamante campeón gallo WBO. Esto significa, también, que por fin se concretó el sueño de Valcárcel de meterse definitivamente en el Oriente. Ya reconocida la entidad por China, ahora ha sido aceptada por la Comisión de Boxeo de Japón. Lo cual significa también que la WBO ahora tendrá una nueva puerta de salida.

“El futuro está en el Oriente y por ello estamos trabajando”, dijo hace tiempo Francisco Valcárcel. Y, ahora, se puede decir que empieza un nuevo camino. Asistieron unas cuatrocientas personas de todo el mundo, incluyendo a Don King y Wilfried Sauerland, el empresario más fuerte de Europa, como así también el inglés Frank Warren.

En cuanto al boxeo argentino, quedó el reconocimiento para Omar Narváez, el supercampeón de la categoría supermosca, por sus once años y dos meses como reinado. Se aclaró, además, que Narváez tiene nueve meses para exponer su corona en una defensa mandatoria. Narváez sumó su victoria número 40 frente al japonés Hiroyuki Hisataka el 23 de agosto en Trelew, a quien venció por KOT en 10 asaltos. De esa forma, “El Huracán” defendió por octava vez su corona supermosca OMB. A los 38, se espera que su defensa sea, justamente, en Japón.

Su promotor, Osvaldo Rivero, no asistió a Budapest por razones personales, y fue premiado como el mejor en el rubro del boxeo femenino. A su vez, Mario Margossian, de Argentina, fue quien recibió la distinción al mejor boxeador Latino del año, su dirigido Javier Maciel. A su vez, el promotor argentino fue distinguido por su labor en apoyo a la OMB en la realización de títulos mundiales, regionales y femeninos. Maciel (26-2-0, 19 KO) tendrá una pelea eliminatoria por el número uno de los super welters ante el inglés Brian Rose (34-1-1, 7 KO), el 26 de octubre en Inglaterra. Pero, antes, Maciel expondrá su titulo Latino ante Alejandro Falliga (23-9-4, 10 KO) el 7 de septiembre en el Luna Park de Buenos Aires.

Jorge Molina, de Argentina, presidente de OMB Latino, efectuó su informe anual con números positivos. Durante el año se han realizado 25 peleas por campeonatos Latinos, y en la historia, 38 campeones Latino llegaron a ser titulares del mundo. A su vez, durante lo que va del año, 4 boxeadores que fueron campeones Latino llegaron a campeones del mundo, “Lo que equivale a decir que estos cinturones regionales apuestas a la calidad de los peleadores, más allá de la cantidad de combates en los que estén en juego estas coronas”, redondeó Molina.

Se aprobó una eliminatoria entre los moscas mexicanos Giovani Segura y Tyson Márquez. Y, al mismo tiempo, se le permite mantener su corona super ligero a Juan Manuel Márquez para su pelea en peso welter ante Timothy Bradley, el 12 de octubre, a pedido del promotor Fernando Beltrán.  También asistieron Robert Stieglitz (45-3-0, 26 KO), campeón supermediano, Christina Hammer (15-0-0, 7 KO), titular de peso mediano, y Arthur Abraham (37-4-0, 28 KO), actual campeón Intercontinental supermediano.

Waldimir Klitschko (60-3-0, 51 KO) titular de los pesos completos, considerado el mejor boxeador del año, no pudo estar presente.  En la noche final, durante la cena de gala, asistió el presidente de Hungría, János Nader. Y no faltó el reconocimiento para István “KoKo” Kovacs, ex campeón pluma de la OMB y auténtico alma mater de la Convención. Valcárcel, sobre el cierre, recibió un aplauso junto a dos históricos hombres de la entidad, como Luis Bautista Salas, presidente fundador de la OMB y el doctor Ramón Pina Acevedo, que fuera presidente de la entidad.

El año que viene, la Convención será en Las Vegas. Valcárcel, sobre el cierre y en la despedida, nos aseguró que “Hay mucho por mejorar en el boxeo de hoy, hay mucho por trabajar y la única manera es hacerlo. Tratamos de que nuestros títulos continentales sean los mejores entre los mejores, procuramos evitar la tendencia de que existan campeones alternativos o interinos, salvo que haya causas que lo exijan realmente. Pero, ante todo, lo que tratamos es de pensar en el futuro y adelante, sin criticar a otros organismos, luchando por ser, simplemente los mejores. Un desafío que no es menor, pero, ¿De qué vale la vida sin los grandes desafíos?”.