[Convención AMB] Un encuentro histórico

Por Carlos Irusta y Edgardo Rosani (Morresi), enviados especiales 94° Convención AMB

El vicepresidente de la WBA, Gilberto Jesús Mendoza, recibió la visita de Francisco Valcárcel, presidente de la WBO, en el primer día de la Convención WBA en Panamá.

Valcarcel y Mendoza Jr.

Valcarcel y Mendoza Jr.

Panamá – De pronto, apareció, con su sonrisa de siempre y hubo una especie de electricidad vivificante en el aire. Lugar: hotel The Westin, Playa Bonita. Momento: lunes 14 de diciembre, a eso de las diez de la mañana. Primera reunión oficial de la Asociación Mundial de Boxeo para su Convención 2015. Presidida de hecho por su vice, Gilbertico Mendoza. Hasta que apareció Francisco Valcárcel, presidente WBO, y los presentes sentimos que soplaba un aire distinto…

El lujoso hotel comienza a ser habitado por estrellas. Es que la convención WBA, en su edición número 94, ya ha recibido a campeones de hoy, como Miguel Cotto o Jesús Cuellar, o del ayer, como Ray “Boom Boom” Mancini o Sugar Mosley.

Gilbertico Mendoza, vicepresidente de la entidad, está atrapado entre los recuerdos y los proyectos, aun sabiendo que su padre, Gilberto, presidente de WBA, sigue luchando contra la enfermedad.

Por eso fue tan importante la visita de Valcárcel, porque sirvió para darle un protagonismo más fuerte a Gilbertico. “Yo creo que ha llegado el momento de que Gilbertico asuma definitivamente la presidencia de la WBA, puesto que la salud de su padre, que es un gran amigo mío, merece ser resguardada y, al mismo tiempo, Gilbertico tiene un gran liderazgo, es un hombre de palabra, es un hombre muy confiable en todo”.

“Nos comunicamos mucho más seguido de lo que la gente piensa”, continuó Valcárcel, quien asistió acompañado por su amigo y también dirigente Luis Pérez. “Muchas veces compartimos problemas y satisfacciones. Cuando las cosas salen bien, nadie se acuerda de nosotros y en cambio, cuando hay problemas, se refieren a nosotros. Es parte de la vida, pero creo que es hora de que empecemos a trabajar mucho más juntos. Después de todo, somos casi de la misma familia, puesto que la WBO es un desprendimiento de la WBA. Gilbertico, a quien conozco de niño, es una especie de sobrino”.

Luego habló Mendoza, agradeciendo las palabras de su invitado especial. “Más de una vez, Paco ha viajado para entrevistarse conmigo y no se enteró nadie. Hoy es un día muy especial para mí, porque por un lado, está la alegría de encontrarme con tantos amigos y por el otro, no contar con la presencia de mi padre, que ha tenido dos intervenciones quirúrgicas importantes en los últimos meses y que, sin embargo, continúa atento a todo, dándome consejos y aportando ideas”.

La noche anterior, tuvimos un mano a mano con Gilbertico, y fue el momento de hablar del ayer, del hoy y del boxeo argentino…

“Cuando pienso en el boxeo argentino no puedo menos que recordar a Juan Carlos Lectoure”, dice, “Por todo lo que hizo junto con sus campeones para el organismo. Carlos Monzón, Víctor Galíndez, Sergio Palma, Nicolino Locche… la lista es muy larga. Y si los recuerdo a ellos, también debo mencionar a los más recientes, que son más de mi generación, como Látigo Coggi, o Jorge Castro o Julio César Vásquez. Que hoy esté Jesús Cuellar en Panamá, me alegra mucho, puesto que en él, de alguna manera, está representado el boxeo argentino. De la misma manera que espero encontrarme con Osvaldo Rivero. Y por eso estoy feliz de que venga también Marcos Maidana, por la impresionante carrera que hizo”.

La última convención, se llevó a cabo en Perú en 2013, aunque también se efectuaron sesiones de trabajo este año en Tapachula, México, y Sofía, Bulgaria. Uno de los temas que más dedicación se llevará es el de la seguridad del boxeador. A la noche del lunes, y durante la ceremonia inaugural, se va a homenajear a los campeones presentes.

Entre otras actividades, el jueves se realizará, en la Arena Roberto Durán, una nueva edición del programa “KO a las drogas”. Habrá dos campeonatos mundiales en juego. Luis “Nica” Concepción monarca supermosca, expondrá el cetro interino con el mexicano Hernán “Tyson” Márquez, Jezreel Corrales hará lo propio con el de las 130 libras, frente a Juan Antonio “Mozo” Rodríguez.

Pero uno de los temas que más importancia tienen para Gilbertico, es el de la unión del boxeo.

-Le pido disculpas públicamente a Mauricio (Sulaimán) por haber polemizado con él. Y esta es la primera vez que lo digo, pero necesitaba hacerlo. Creo que ha llegado la hora de que ante todo, la gente del boxeo se una de una buena vez.

El conflicto se produjo cuando Cotto alegó que no estaba de acuerdo con la sanción de 300 mil dólares impuesta por el CMB como requisito para defender su corona frente al “Canelo” Álvarez. Cotto también habló de una suma de 800 mil dólares a pagarle a Golovkin por dar un paso al costado para que se hiciera el combate. Golovkin, campeón mediano de la AMB, es una de las figuras a las que se aguarda con especial interés en Panamá. Gilbertico, en su momento, criticó que se le quitara la corona a Cotto –la del Consejo- y también la exposición pública de arreglos particulares.

-Yo creo que debemos estar muy unidos y trabajar todos en conjunto. Nadie niega que el boxeo, como otras actividades, es también un negocio, un gran negocio, pero también es cierto que somos los que estamos dentro de la actividad lo que más debemos cuidarlo. Cuidar y velar todo lo posible por la salud y la seguridad del boxeador es uno de nuestros objetivos más importantes. Y lograr que, a través del diálogo y la cooperación mutua, los hombres del boxeo, más allá de los organismos, estemos unidos, es también –y creo que debe serlo- una de las prioridades más importantes del boxeo de hoy…

Eso fue el domingo a la noche y este lunes, a la mañana, con la presencia de Valcárcel, todos los presentes sentimos que el boxeo está dando pasos sólidos para encarar el futuro de una mejor manera, con una visión renovada de la actividad.