El aluvión

Chances mundialistas, defensas, reapariciones, todo junto de acá a fin de año para los púgiles argentinos de primera línea, algo que puede traer aparejado la confirmación total de varios, o ser el acabose precipitado. ¿Cuál de ambas se dará? La mayoría de las paradas son afuera, algo que conspira contra el éxito, y también marca una realidad del país. Aquí caso por caso.

Por Gustavo Nigrelli, Diario Popular
http://www.diariopopular.com.ar/notas/237755-el-aluvion

Alex Menendez/Getty Images

Alex Menendez/Getty Images

Hasta hace poco traíamos para acá. Ahora tenemos que salir allá. Lo cierto es que a partir de esta semana, más precisamente de este martes 22 de setiembre  –día extraño para el boxeo- se viene una cabalgata de peleas mundialistas para púgiles argentinos, algunos en defensa de su título, otros en su búsqueda, casi todos ante buenos contendores, de visitante y, por ende, no favoritos.

Hay excepciones.

Sacando la pelea del Tyson Ramírez del próximo 2 de octubre en Villa La Ñata, Pcia de Bs As, donde además de ser el campeón y local, se le cayó su rival original, que era nada menos que el cubano Yoan Pablo Hernández, el monarca regular contra quien se le iba a complicar, el mayor favorito de los argentinos que pelearán es el chubutense Lucas Matthysse vs Viktor Postol. Y eso que Postol es el Nº 1 del ránkig CMB (Matthysse es el 2º), e invicto en 27-0-0, 11 KO.

El Tyson fue proclamado campeón regular y defenderá ante el 14º del mundo, el jamaiquino radicado en Inglaterra Ovill McKenzie.

Pero antes de proseguir con el análisis, detallemos el calendario de las peleas confirmadas, o semi confirmadas en algunos casos, para que puedan estudiarse una por una, además de tenerse en cuenta de acá a fin de año por orden cronológico:

CALENDARIO:

Martes 22/9: Luis Emmanuel Cusolito vs Moisés Flores (México, 23-0-0, 16 KO). En Pennsylvania (USA). Título mundial supergallo interino AMB.

Domingo 27/9: Roberto Sosa vs Kazuto Ioka (Japón, 17-1-0, 10 KO, vencedor de Reveco). En Osaka, Japón. Mosca AMB.

Viernes 2/10, defensa: Víctor Ramírez vs Ovill McKenzie (Jamaica, 25-12-0, 13 KO). En Villa La Ñata, Pcia Bs As. Crucero FIB.

Sábado 3/10: Lucas Matthysse vs Viktor Postol (Ucrania, 27-0-0, 11 KO). En el StubHub Center de Carson, California. Superligero CMB, vacante.

Sábado 17/10: Matías Vidondo vs Luis Ortiz (Cuba, 22-0-0, 19 KO). En el Madison Square Garden de California. Pesado interino AMB. (No confirmada).

Sábado 24/10: Diego Chaves vs Kell Brook (Inglaterra, 35-0-0, 24 KO).  En Sheffield, Inglaterra. Welter FIB.

Miércoles 4/11, defensa: César Cuenca vs Eduard Troyanovsky (Rusia, 22-0, 19 KO). En Kazan, Rusia. Superligero FIB.

Son dos defensas y 5 búsquedas. Y esto sin contar las reapariciones de Omar Narvaes y Juan Carlos Reveco, el 10 de octubre y 26 de setiembre respectivamente, el primero ante Diego Pichardo en Trelew, y el segundo ante el venezolano Brian Taylor en Bahía Blanca.

Pero veamos las chances teóricas de cada cual.

Cuenca defiende ante un pegador invicto ruso de visitante (aunque marcha 14º en el ránking). ¿Es favorito?

Diego Chaves, va también de visitante ante un inglés considerado top five libra por libra. ¿Lo es?

Tanto Chaves como Cuenca son púgiles de nivel superlativo, que le pueden ganar a cualquiera. Pero a ambos les tocan rivales durísimos fuera del país, y ya solamente el contexto condiciona sus triunfos.

Ni hablar de Vidondo, ante un cubano invicto y gigante a quien llaman el Real King Kong.

Y lo mismo el “Incho” Sosa, quien deberá vérselas ante quien doblegó al propio Reveco aunque en fallo dudoso -se ordenó la revancha-. Pero peor aún, porque significa que no alcanzará con hacer una buena pelea y doblegarlo boxísticamente para que eso se refleje en las tarjetas. Y el “Incho” no tiene poder de KO.

¿Qué posibilidades tiene Cusolito, el primer adelantado en esta partida, que tiene enfrente a un azteca pegador? Tiene sus chances porque él sí posee la verdad en sus puños, que es el idioma del nocaut.

Cualquier púgil que pega, y más si lo hace como Cusolito, tiene chances. El problema es que en México todos pegan, y todos se la aguantan. Y el poder de absorción del porteño (21-0-0, 19 KO, 1P KO), no es tan confiable como su pegada. De hecho, su única derrota fue en el Luna Park por la vía del sueño.

Su rival, tan alto o más que él, es de los que las mete. Y seguramente de los que se las bancan, a juzgar por su última victoria (por puntos, en fallo dividido) contra un duro como el colombiano Oscar Escandón, único vencedor de nuestro otro campeón mundial, Jesús Cuellar, quien seguramente defenderá su cetro pluma AMB también antes de fin de año.

Nos quedan Ramírez, con una defensa en teoría accesible ante McKenzie, y el ya probado Lucas Matthysse.

¿Cómo estará el Tyson? Primero iba a pelear en julio, pero se postergó para el 26 de setiembre. Dijeron que por problemas de sponsoreo, y por el tema de las PASO que se avecinaban. Pero también se dijo por ahí que a Ramírez no se lo ubicaba demasiado en lugares que supuestamente debía frecuentar.

La fecha de setiembre la pospuso el cubano, con excusas contradictorias (compromisos televisivos, y dolores de rodilla). Por eso la FIB no anduvo con vueltas y aplicó el reglamento, quitándole su porción regular que ostentaba y declarando campeón absoluto a Ramírez.

Sabido es que el Tyson si está bien físicamente le puede ganar a cualquiera por su temperamento, pero que si no lo está, es al revés: cualquier adversario le puede ganar a él, ya que su boxeo se basa en su físico y su fuerza, mas no en su técnica.

De hecho, su momento más crítico en el boxeo fue contra un veterano yanqui que ni figuraba como Deom Elam, que lo tuvo al borde del KO.

Queda analizar a Lucas vs Postol.

Y si bien el chubutense es un consagrado, no menos cierto es que sus mejores peleas son cuando va de punto y cuando no hay coronas en juego, a excepción de la de Olusegun, donde el título estaba vacante (como esta vez), aunque aquella era interina y ésta es regular.

Lo cierto es que para Matthysse, Postol no es el rival de su vida, ya que él aspiraba a un Mayweather, o a un Pacquiao.

Para Postol, Matthysse es el rival de su vida.

Favorito Lucas es sólo en los papeles, en los números, en el preconcepto que dejó en los aficionados (especialmente en los yanquis), pero analizando todo, es la pelea más difícil del patagónico en USA, más que nada por su condición de favorito que no le sienta bien.

Veremos qué queda en el terreno cuando pase el aluvión. Si trae siembra y florecimiento, o una devastación de raíz que haga las veces de sequía. Sólo se sabrá cuando se retire y se vea el panorama, a ver si hay cosecha, o si por el contrario hay que lamentar las pérdidas.