“El Chino” Maidana derrocha confianza ¿Buena o mala señal? ¿Pensamiento real o un sueño?

El santafecino se muestra ultra optimista para afrontar la pelea ante Mayweather, el próximo 03 de mayo en el MGM de Las Vegas
Por Edgardo Rosani (Morresi)
Matchmaker y productor general O. R. Promotions
Director www.boxeo-boxing.com
Co-editor www.boxrec.com

Vamos por partes, conocemos a Marcos “El Chino” Maidana desde hace años, no somos amigos, nunca cenamos con él ni su entorno ni compartimos equipo ni tuvimos o tenemos relación de ningún tipo. Aclarando el panorama –como Ricardo Arjona-, vamos a intentar dilucidar la probable pelea del noqueador de Margarita, quien se muestra exultante y confiado a más no poder, en una señal digna de un gran campeón, aunque luego haya que plasmarlo sobre el ring.

Marcos "Chino" Maidana sufrió un accidente automovilístico.

Para el ojo clínico de un director de un sitio web muy visitado desde el año 2002-como el que usted está leyendo-, como programador de combates y como productor general de la empresa más importante de boxeo en Sudamérica, nos vemos en la necesidad de opinar sin condicionamiento alguno y con la objetividad que requiere la situación, pasando de pensar en primera persona a la pluralidad necesaria.

Creemos que Mayweather es favorito 20 a 1 y con estos guarismos no intentamos ni minimizar ni relativizar las posibilidades del santafecino, por el contrario, estamos apelando a nuestra experiencia y a nuestra capacidad de discernimiento sobre el tema. Usted podrá compartir o no nuestro pensamiento, total o parcialmente o, directamente, no adherir. Todas las variables están abiertas y son respetadas de la misma forma que solicitamos reciprocidad con nuestro pensamiento. Ojalá nos equivoquemos y “El Chino” gane, que es lo que realmente deseamos.

No tenga dudas  que es uno de los cinco combates más importantes de la historia del boxeo profesional argentino, precisamente por la envergadura del oponente. Y allí está el punto que creemos deberíamos analizar. En ésta pelea, hay un actor excluyente: Floyd Mayweather Jr., algo así como el Lionel Messi del boxeo actual, si nos permiten el parangón. Al respecto, creemos entonces que el desenlace de éste pleito depende pura y exclusivamente de lo que haga Mayweather sobre el tapiz. Si el norteamericano ensaya lo que todos sabemos, el resultado ya está puesto, no tenga dudas de ello. Victoria del moreno por varios, diría algún burrero avezado en el paddock. Si Mayweather boxea como sabe –porque no habría de hacerlo en ésta ocasión- Maidana estará siempre lejos de conectarlo, lejos de hacerle sentir alguna mano que conmueva a un estilista pulcro, prolijo, elegante, bien preparado y con un bagaje técnico envidiable. Súmele la lentitud natural de Maidana y el poco bagaje boxístico que –como debe ser- tiene un noqueador explosivo y potente. Combo letal para él entonces.

Mayweather empezó su carrera como rentado en ligero, apenas una libra por encima de súper pluma, allá por 1996. En los casi 59 kg capturó su primera corona mundial del CMB en 1998. Maidana, por el contrario, arrancó en los 63,500 kg en 2004, con una campaña bien armada en el inicio, pero sin roce internacional cuando ya pintaba para campeón. En su primera incursión mundial, perdió con Andriy Kotelnik, un campeón de segundo nivel. Luego fue llevado de punto ante Víctor Ortiz, cayó una vez en el primero y dos en el segundo y no perdió por KLOT porque el destino le tenía preparado una pelea con Mayweather, imaginamos como toda respuesta. En el Luna Park, ante el veterano probador moreno Demarcus Corley, hasta se dio vuelta en plena pelea, se agarró de las sogas y bueno, no importa… Siguió una derrota con Amir Khan, en donde anduvo por el piso en el primero también. Luego peleó con el reconocido mexicano Erik Morales, un pluma que –para nosotros- no le había ganado. Perdió con Devon Alexander sin atenuantes y sin título en juego, el mismo Alexander a quien nuestro preferido Lucas Matthysse borró del ring y luego, la pelea con Broner. 9 peleas de título mundial.

Necesitan más datos o con estos les alcanza amigos? Tiene posibilidades estadísticas menores y lección de boxeo posible por parte de la mega estrella mundial,  sería toda nuestra definición.

Ahora, que pasa si –casi por casualidad y permítanos utilizar éste término- Maidana conecta a Mayweather en algún momento de los tres primeros asaltos –como hizo ante Broner- y el curso de los acontecimientos gira de manera radical y “El Chino” encuentra algún momento para golpear, con el moreno estático contra las sogas. Allí, aquella mínima apuesta que algún atrevido pudiera jugarse, tendrá chances de pasar por ventanilla a buscar su suculento premio. No es imposible, lo dejamos en claro, pero si es muy difícil. Es más, si pasan esos primeros tres capítulos iniciales y Maidana ni roza al americano, tendrá nueve asaltos que parecerán más una pesadilla, un martirio o una tortura que un combate de primer nivel de boxeo y hasta podría martirizarlo. Ojalá no ocurra, obviamente.

Mayweather apelará a ese jab de izquierda –la llave del boxeo-, a su cintura, a sus reflejos naturales, a su condición física, a su velocidad, a su supuesta resistencia al castigo y a su derecha certera para quedarse con un triunfo importante. Maidana intentará achicar la distancia como pueda, meterse en la corta distancia y colocar cualquiera de sus dos potentes manos sobre la humanidad del americano, con lentitud y sin técnica, casi a lo que resulte. No sabe hacer otra cosa, ahora si le pega…

Habrá un ganador favorito para “la cátedra” y un retador con posibilidades para simpatizantes y fans. Algo es cierto, no es la primera vez que “la cátedra” rompe los boletos en manos de aficionados. No vaya a ser cosa que ocurra lo mismo. Eso sí, préndanle velas a todo el Vaticano –con el Papa Francisco incluído- y las miles de iglesias por el mundo y todos los santos que en google encuentre, los va a necesitar. En ocasiones, los milagros no ocurren. Será este uno de ellos? Ojalá equivoquemos éste duro planteo! El boxeo argentino, de parabienes!