El día que Canelo casi fue noqueado por el hermano de Cotto

La mirada insólita de Richard Schaefer entonaba con los movimientos inquietos de Oscar de La Hoya, que desde ringside se paraba de su asiento y manoteaba. Uno miraba pasmado sin habla y el otro gritaba instrucciones a su joven inversión: el jalisciense de 19 años Saúl Canelo Álvarez; quien por primera vez pisaba un cuadrilátero de esa magnitud, y esa noche recorría todo un costado de la lona hasta llegar tambaleante a la otra esquina. Un gancho de izquierda propinado por el puertorriqueño José Miguel Cotto había conectado de lleno en su mandíbula.

Archivo

Archivo

Como lo señalaba el narrador Jim Lampley en la transmisión de HBO, Canelo se rehusó a buscar el clinch, escondía la quijada, extendía los brazos, y de vez en cuando regresaba una derecha o una zurda para sosegar el aluvión boricua que tenía en frente. Restaban menos de un minuto y medio del primer asalto cuando al Canelo ya le habían dado la bienvenida al MGM Grand de Las Vegas. Cotto, sin embargo, después de tener a merced al peleador mexicano, fue cauteloso en buscar el nocaut. Quiso buscar espacios y medir tiempos para terminarlo todo con una o dos manos.

También estaban las reacciones palpitantes de Sergio Martínez, quien desde ringside miraba como si en la pelea estuviera involucrado alguien cercano a él, y los contrastantes vistazos poco expresivos de su promotor,Sampson Lewkowickz, quien parecía estar viendo cualquier otra cosa menos a un futuro prospecto con etiqueta de taquillero que estaba a un golpe más de ser noqueado.

Canelo no buscó abrazar ni una sola vez, y finalmente terminó el round de pie. La pelea empezó a equilibrar fuerzas conforme avanzaron los rounds, para unos porque Cotto pecó de inocente, para otros porque Canelo pudo hacer ajustes a favor, para otros porque el resultado estaba programado para no dejar desamparado a la promesa de Golden Boy Promotions. Era el preámbulo del evento Mayweather-Mosley el primer dia de mayo del 2010; apenas dos rounds antes Muhammad Ali había llegado con traje y lentes oscuros, ayudado por varias personas que le facilitaban su caminar, cuando Canelo conectó una derecha que hizo retroceder a su rival. Luego de algunos segundos de golpes que parecían sólidos pero no eran ni tan rápidos ni precisos, el réferi Tony Weeksdecidió parar el combate por la falta de respuesta de Cotto, con 11 segundos restantes del noveno round.

José Miguel Cotto llegaba con 32 años de edad y 23 nocauts en 31 victorias, con una sola derrota frente a Juan Díaz por un campeonato mundial. El puertorriqueño había conseguido anteriormente el campeonato mundial juvenil del CMB en agosto del 2000 y también algunos títulos regionales. Es cuatro años mayor que su hermano,Miguel Ángel Cotto, el primer peleador boricua en lograr títulos mundiales en cuatro divisiones . Por su parte,Canelo para entonces ya había obtenido el cinturón juvenil del CMB en peso welter, y el campeonato latino de la OMB en la misma categoría. El púgil mexicano llegaba invicto -con 23 nocauts en 31 combates- esa noche a debutar en Las Vegas con la misma esquina con la que empezó y con la que hasta la fecha permanece trabajando: José y Eddy Reynoso.

FUENTE: Ivan Piña, Izquierdazo.com
http://izquierdazo.com/el-da-que-el-canelo-estuvo-a-punto-de-ser-noqueado-por-el-hermano-de-miguel-cotto