El hoy de Cuellar, el futuro del Chino

Ya quedó atrás la victoria por nocaut técnico en ocho asaltos de Jesús Cuellar sobre Vic Darchinyan, en Carson. El argentino, que retuvo por cuarta vez su corona pluma WBA y logró su 21ra victoria categórica en 27 victorias (una sola derrota), acepta que no fue fácil.

Por Carlos Irusta, ESPN Boxeo
http://www.espn.com.ar/news/story/_/id/2394621/el-hoy-de-cuellar-el-futuro-del-chino

Jesús Cuellar

Ramón Cairo

“Me pegó un par de garrotazos muy fuertes, pero eso sirve como experiencia”. Antes de la pelea, Cuellar había dicho que “no hay rivales fáciles”. Y, aunque para muchos el armenio era un adversario más que accesible, en la práctica lo complicó al campeón, sobre todo con golpes largos y abiertos de derecha.

“A lo mejor fui adelante un poco erguido -comentó Cuellar-. Encima, con esas contras me puso muy alerta y lo pensé un poco antes de atacar, pero cuando lo conecté, se terminó todo”.

Antes de su regreso a la Argentina –estuvo concentrado en Oxnard, California, desde marzo-, Cuellar estuvo reunido con su asesor, Sebastián Contursi. “En realidad, estuvimos comentando sobre lo que pasó en el ring, porque por ahora es un poco prematuro hablar de boxeo, sobre todo porque confieso que tengo ganas de estar en familia y descansar un buen rato”.

Contursi piensa igual. “No es momento de hablar del futuro, sobre todo porque además se han producido muchos cambios en el mundo del boxeo, con la separación de Al Haymon de Oscar De La Hoya. Ahora no todos los peleadores pueden combatir entre ellos, porque son de diferentes empresas, entonces en este caso, lo mejor es descansar y esperar. No habrá rivales sencillos para Jesús en este momento. Darchinyan, a los 39, le tiró toda la experiencia encima y lo complicó un poco, lo suficiente como para hacerle pensar que en este negocio siempre hay que estar alerta”.

Contursi está viviendo en Los Ángeles por un tiempo. Su relación con Al Haymon ha sido muy fluida desde los primeros encuentros y los boxeadores a los que representa el argentino están en esa empresa. “Haymon produjo movimientos muy fuertes y nosotros lo acompañamos como podemos. Tenemos varios boxeadores que están trabajando en el gimnasio de Robert García en Oxnard, en California, y esperamos seguir creciendo, de a poco”.

¿El caso más reciente es la llegada de Brian Castaño?
En realidad, deberían preguntarle a Gustavo Nigrelli, el periodista argentino que dio la noticia, porque -al menos que yo sepa-, Castaño ni siquiera viajó a los Estados Unidos: yo, al menos, no tuve ningún encuentro con él.

Brian Castaño, a los 25, tiene una marca de 8 (7 KO)-0-0 y aparece como uno de los sólidos prospectos del boxeo argentino: tras desvincularse de Osvaldo Rivero, anunció su ingreso a las huestes de Sebastián Contursi y Al Haymon.

Hay más nombres. Empecemos con quien, hasta ahora, no peleó, Javier Maciel. Este boxeador hizo su última pelea el 7 de junio del año pasado en el Madison de Nueva York. Esa noche, manejado por Mario Margossian, le ganó por puntos al puertorriqueño Jorge Meléndez, en una muy buena actuación, que le valió el título norteamericano WBC súper welter.

Luego, el boxeador, que suma 20 nocauts en 29 victorias con 3 derrotas, decidió desvincularse. “No es justamente, un tema del que yo quiera o deba hablar. Él decidió acercarse a nosotros porque tuvo problemas y, como se encontraba libre, aceptamos. Dado los problemas que tuvo y demás, hay que tener una especie de consideración especial con él, ya que hace unos meses que vino a radicarse y entrenar a Oxnard. Hay negociaciones, sí, y habrá novedades, pero no estoy en condiciones de dar información oficial todavía”, aseguró Contursi.

Mientras tanto hay dos peleadores que combatieron y ganaron en el fin de semana y Contursi habla de ellos.

“Fabián Maidana, el hermano menor de Marcos, está creciendo de a poco. Le ganó en apenas un round a David Nelson y ahora tiene 7 peleas, todas ganadas, con 6 por nocaut. Claro que le falta mucho, pero por ahora está haciendo las cosas bien. El otro es todavía aficionado. Ezequiel Matthysse (hijo de Walter, el ex rival de Paul Williams y sobrino de Lucas, “La Máquina”, reciente vencedor de Ruslan Provodnikov) tiene mucho por delante. El fin de semana pasado intervino en un torneo de tres días consecutivos. Ganó la primera pelea, en la segunda el rival no se presentó, y en la final (que era el domingo 7) el rival cuestionó el record de Ezequiel. Así que aunque muchos lo dieron como ganador del torneo, en realidad no pasó demasiado. Es un muy buen amateur, sí, y tiene mucho futuro por delante”.

Ezequiel tiene 16 años y una campaña estimada en 15 peleas, 8 ganadas por nocaut y una derrota.

Por supuesto, dejamos para el final a Marcos “El Chino” Maidana (35-5-0, 31 KO), quien tras sus dos peleas realizadas ante Floyd Mayweather el año pasado, decidió tomar largas vacaciones.

Se casó el 25 de abril, se fue de Luna de Miel a los Estados Unidos -asistió a la pelea entre Floyd Mayweather y Manny Pacquiao- y luego estuvo disfrutando de Miami. ¿Y ahora?

“Creo que Maidana está recuperando el Ojo del Tigre, y está empezando a extrañar toda la adrenalina que da el boxeo, así que no se extrañen si en cualquier momento vuelve al gimnasio”, afirma Contursi.

“En realidad, solamente estuvo de vacaciones y solamente eso, así que no podemos descartarlo de ninguna manera. Y, por lo que yo creo, me parece que de aquí a fin de año, podrá estar en un ring. La gente lo quiere, lo respeta, él siempre ofreció muy buenos espectáculos y seguramente va a tener también muy buenas ofertas, que de eso se trata esto, justamente”.

Así se prepara el equipo que conduce Sebastián Contursi y que entrena en Oxnard, California. Con un Maidana con ganas de volver en cualquier momento, con un Cuellar que quiere rivales más exigentes, con un Maciel con expectativas cercanas y con un Fabián Maidana y Ezequiel Cuellar que, cada uno en lo suyo, son el comienzo del futuro…