Farías dejó una pálida imagen y perdió el título

Por Luciano Jurnet

Érica Farías (19-1-0, 9 K.O) fue superada ampliamente por Delfine Persoon (29-1-0, 13 K.O) en la ciudad belga de West-Vlaanderen y de esta forma perdió su cinturón ligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Las tarjetas reflejaron un inapelable 96-92 (x2) y 96-93 en favor de la ganadora, quien redondeó una tarea sin fisuras.

Farías dejó una pálida imagen y perdió el título

“La Pantera” se encontraba, quizás, ante el desafío más complejo de su carrera profesional,  no sólo por asumir por primera vez la condición de visitante, sino por la jerarquía de una oponente que ya se había consagrado monarca universal, aunque en una entidad menor (Federación Mundial de Boxeo).

Farías buscó desde el asalto inicial acortar distancias para neutralizar el largo alcance de brazos de la europea. Si bien acertó algunos envíos y se llevó el capítulo por el canto de una uña, del segundo en adelante comenzó la gran actuación de Persoon.

La rubia dio cuenta de mucha agresividad y un ritmo de pelea descomunal, donde prácticamente no dejó de ir hacia adelante y lanzar golpes durante todo el combate. Progresivamente la retadora impuso su jab y combinó con cada vez mayor frecuencia el directo de derecha sobre la cara de una Farías que tiró poco en el primer tramo de la contienda y que, cuando apeló al clinch, se encontró con una adversaria que también demostró ser dúctil para lo ilegal, conectando sucesivos golpes a la nuca.

La oriunda de Virreyes se vio cada vez más sobrepasada por la presión y potencia de la local e intentó tímidamente contragolpear, aunque cuando llegó no hizo daño.

En la segunda mitad de la pelea, la bonaerense pareció intentar un cambio actitudinal y se abalanzó sobre la blonda para torcer las tarjetas. Sin embargo, no logró acompañar su decisión con el respaldo físico y la frialdad necesaria para emplear los golpes correctos, ya que abusó sobremanera de la izquierda abierta y casi nunca trabajó con el jab para impedir las embestidas de una hambrienta Persoon.

El duelo fue por momentos demasiado sucio y predominaron los amarres. Producto de ello ambas boxeadoras sufieron descuento de puntos por el excesivo uso de la cabeza y padecieron cortes sobre los ojos. No obstante, también en el terreno de la desprolijidad, la belga fue superior.

La derrota de “La Pantera” no dejó dudas. Se topó con una púgil ambiciosa, fuerte y con un ritmo de combate extraordinario. A barajar y dar de nuevo para una boxeadora que cuenta con las herramientas para volver a la cima pero que lejos estuvo de demostrar todo lo que puede hacer sobre un cuadrilátero.

Foto: gva.ve