Jesús Cuellar: “Me toca sostener lo bueno que hicieron Maravilla, Maidana y Matthysse”

Consciente de la renovación en el boxeo argentino, el campeón mundial pluma (AMB) sostiene la confianza para 2016: “Lo mejor de mi carrera va a llegar este año”.

Por Andres Vázquez, Diario La Nación
http://canchallena.lanacion.com.ar/1859978-jesus-cuellar-me-toca-sostener-lo-bueno-que-hicieron-maravilla-maidana-y-matthysse

Cuellar / Crédito: La Nación

Cuellar / Crédito: La Nación

El boxeo argentino siempre renace de las cenizas. Parece increíble. Siempre encuentra una excusa para permanecer en el primer nivel mundial. Siempre tiene una razón para abrazarse a la esperanza. Siempre cree en cosas mejores a pesar de los contratiempos. Siempre encuentra un salvador. En un año competitivo e irregular como pocos, en el que abundaron los malos resultados más que los triunfos, Jesús Marcelo Cuellar se convirtió en el nuevo héroe de un deporte que ya no goza del talento de “Maravilla” Martínez, ni de la guapeza del “Chino” Maidana ni el esplendor de Omar Narváez. Los tiempos cambiaron.

A los 29 años y con un record de 28 triunfos (21 KO) y una derrota, el “Forastero” Cuellar, campeón mundial pluma AMB, fue el púgil más destacado en una época de recambio sobre el ring para el país. Con un estilo poco ortodoxo pero efectivo, logró alojar su nombre en la historia inédita del boxeo argentino. La embriaguez prematura de seis triunfos relevantes en los Estados Unidos lo posicionó en la elite del boxeo mundial con muy buenas perspectivas de cara al futuro. “Nada de lo que hoy estoy viviendo deportivamente será peor en el futuro. Estoy en el mejor momento de mi carrera, pero soy consciente de que debo seguir trabajando para que los próximos años sean aún mejores”, desliza Jesús, intentando dejar por un instante ese perfil de hombre impenetrable y prestándose a un ida y vuelta con la nacion, días después de ser consagrado el mejor boxeador argentino 2015 con el Premio Olimpia de plata. Entonces, vale el reconocimiento. Cuellar responde con el convencimiento de aquellos que se sienten que todo depende de su capacidad.

-¿Cómo tomás esto de ser el mejor boxeador argentino de la actualidad?

-Muy feliz, pero con mucha calma. Hoy el boxeo argentino está viviendo un recambio importante y, lamentablemente, me toca sostener todo lo bueno que hicieron “Maravilla”, Maidana y Matthysse en los Estados Unidos. Estoy convencido de que lo mejor de mi carrera va a llegar en este año.

-¿Te imaginabas estar viviendo esto, después de haber perdido en tu primera pelea mundialista ante el colombiano Oscar Escandón, en 2013?

-Me pasaron varias cosas en mi vida, pero nunca me detuve a pensar en ello, siempre miré para adelante. Desde que llegué a Estados Unidos crecí mucho y la historia cambió.

-Hoy sos un referente del boxeo argentino en el primer nivel mundial.

-No, para nada, hay mucho boxeador destacado en nuestro país y no tengo dudas de que pronto se van a sumar un par más. Yo me debo a la Argentina, pero no me siento referente ni ídolo. Ídolo te hace la gente.

-Estás entrando en una etapa de reconocimientos y exposición, ¿cómo la sobrellevas?

-No hay nada más reconfortante para un deportista que el cariño de la gente y los reconocimientos. Con amabilidad y predisposición, ser campeón de mundo abajo del ring es lo más fácil que hay. Tengo bien en claro donde debo llevar la corona y en donde defenderla.

-¿Te gustaría hacer una defensa de tu corona en la Argentina este año?

-Me encantaría poder defender mi título en la Argentina, pero económicamente es imposible. En Estados Unidos se pagan muy buenas bolsas y acá no creo que haya sponsors o gente que esté dispuesto a eso. Yo no soy un personaje mediático capaz de generar algo tan grande como lo hizo “Maravilla” Martínez.

-¿Qué rival te gustaría enfrentar en el 2016?

-Tengo mucha fe. Creo que este año voy a unificar la corona con el mexicano Leo Santa Cruz, supercampeón pluma AMB. Mi asesor Sebastián Contursi ya me comentó que hay tratativas para que el combate se haga en el mes de mayo. Ojalá se dé.

-¿Y si no es Santa Cruz?

-En carpeta hay muy buenos rivales. Tengo la edad justa para afrontar compromisos de fuste. Me hablaron de Vasyl Lomachenko, campeón OMB, Lee Selby (monarca FIB) o el norteamericano Gary Russell (titular CMB). Cualquiera de esas alternativas ayudará a consolidarme como el mejor pluma del momento. Me considero a la altura de los mejores, por algo soy campeón mundial.

-¿Vas a subir a superpluma?

-Sí, ya está decidido que en mayo hago mi última pelea en pluma y subo a 130 libras (superpluma). Ya me está costando mucho dar los 57.200 kg y esa exigencia la termino pagando en los últimos tramos de pelea. Con dos kilos más me voy a sentir mucho más cómodo y potente. A mí me interesa ganar cinturones en varias categorías y quedar en la historia por lo que hago en el ring.

No Comments Yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.