“Last train to London” para el “Yoni” Barros

El mendocino perdió claramente ante Lee Selby su gran chance de volver a coronarse campeón mundial

Por Edgardo Rosani (Morresi)

Director y editor boxeo-boxing.com

Editor boxrec.com

Columnista especial “Ring side en el aire” Radio La Red AM 910, Dom 22 a 24

Redactor especial “Revista Ring Side”

“Last train to London” (último tren a Londres), gran éxito de la mítica banda inglesa de rock progresivo Electric Light Orchestra, parece un titular que encaja como una postal de la pelea realizada ayer en Londres en donde el mendocino Jonathan Víctor “El Yoni” Barros (41-5-1, 22 KO) perdiera por decisión unánime y amplia ante el galés Lee Selby en Wembley, Inglaterra, disputando la corona mundial de los plumas, versión FIB que arriesgaba el campeón británico.

A los 33 años, llegaba a ésta chance luego de su buen triunfo en Japón ante el discreto local Satoshi Hosono en octubre del año pasado. En su primera chance internacional, allá por marzo de 2010, el “Yoni” perdía por decisión ante el cubano Yuriorkis Gamboa en Alemania, pero dejando una excelente imagen ante  un gran campeón. El mendocino había sido campeón mundial pluma de la AMB (lograba la faja en diciembre de 2010 ante el panameño Irving Berry) luego de un armado de campaña nacional impecable. Defendió la faja con éxito ante el mexicano Miguel “Mickey” Román y ante el panameño Celestino “Pelenchín” Caballero, en polémico fallo. La AMB determinó revancha directa y en el propio Luna Park, el panameño ponía las cosas en orden con gran actuación. Siguió un intento fallido en México ante el local Juan Carlos Salgado por la faja super pluma FIB y una derrota antes del límite ante el fenomenal Mikey Garcia en Las Vegas, allá por noviembre de 2012, sin títulos en juego y visitando la lona en el 8º giro. Posteriormente, a un ritmo de dos peleas por año desde 2013 a 2015 y una sola en 2016, el mendocino llegó –con ayuda del organismo por cierto y sus pergaminos- a ésta última chance.

Luego de éste rápido repaso usted podrá apreciar que lejos quedó la época dorada de un muy buen boxeador, con el clásico estilo mendocino en sus puños y con un muy buen maestro como Pablo Chacón, otro gran campeón originario de la misma provincia y coincidente división.

Creemos que ésta fue su última gran carta, lo que no implica el retiro de la actividad, claro está. Las grandes chances llegan de manera contada y sino se aprovechan, ya ven, varios años hasta la próxima…

Barros tiene algo a favor, en cada derrota, fue digno, a la altura de las circunstancias, aún perdiendo claramente, como en ésta pelea ante un boxeador de excelentes movimientos de piernas, de buena técnica, bien aprendido, aplicado y efectista. “Yoni” guapeó, intentó pero no tenía armas para hacerlo y comprometer a un boxeador atildado –similar al estilo de César Cuenca, salvando las distancias. Barros visitó la  lona en el 12º capítulo luego de un cross de izquierda de impecable factura técnica. Amplio fallo para el británico con justicia y sin discusión de ninguna índole.

“Ultimo tren  a Londres” para “Yoni” en las grandes marquesinas. No sólo nada para reprocharle al querido “Yoni” que pasara por  nuestras manos en todo el armado de campaña y de quien guardamos los mejores recuerdos y conceptos. A replantearse el futuro y a tomar las mejores decisiones. Su equipo y él sabrán interpretar lo que vendrá y decidirán en consecuencia. Mientras tanto, gracias querido “Yoni” por anotar su nombre en la vitrina de los campeones mundiales de la historia de Argentina. Simplemente, gracias y éxitos en lo que siga!

No Comments Yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.