Con los guantes bien puestos

Una transformación física y mental, fue uno de los desafios que el actor Armando Hernández enfrentó al personificar a Julio César Chávez

https://www.elsoldepuebla.com.mx/deportes/en-el-ring/con-los-guantes-bien-puestos-928028.html

Para el actor mexicano Armando Hernández el recrear a un personaje como Julio César Chávez resultó todo un aprendizaje de vida, “Más que dinero, lo que Julio César Chávez ganó como boxeador mexicano a lo largo de 25 años de carrera, fueron muchas experiencias y con lo que se queda es con la vida misma, para mí eso es lo importante y no el dinero que se esfumó”, señala el actor quien encarna al deportista en la serie El César que se estrena hoy en TV Azteca.

Ramírez valora el tener la oportunidad de rendirle un homenaje en vida al sonorense, actual comentarista de box. “De poder inmortalizarlo en El César, de poderle aplaudir, más allá de lo que logró boxísticamente y mostrarlo como el gran ser humano que es”, declaró.

 En entrevista con El Sol de México, el actor reveló que por año y medio se empapó en la vida del boxeador en un pro- yecto en el que estuvo bajo la directriz de Alfonso Pineda. “Llegó al box con esa inocencia y ganas de ganar cada contienda en el cuadrilátero, pero se fue transformando, tuvo una gran evolución y sigue siendo para mí, el mismo inocente de toda la vida”.

Armando Hernández también reflexionó sobre la etapa oscura del boxeador, misma que se reflejará en la bioserie.

“Fue algo caótico, algo oscuro, 15 años metido en las drogas. La verdad también que es bien loable, así como se vio la caída de un campeón, que se levantara un hombre con toda una rehabilitación, no es nada fácil, es lo más loable y admirable de Julio César Chávez. Que ahora su único miedo como me lo dijo es que algo le pase a sus hijos Julio Junior, Omar y Nicole Chávez”.

Pidió conocerlo

Armando Hernández en la charla resaltó que “yo no podía recrear a Julio César sin conocerlo y dos días previos al rodaje lo tuve frente a mí, la única pregunta que tenía era cuál sería su miedo y me comparte su inquietud sobre sus hijos.
Para dar vida al boxeador, Armando se preparó físicamente con el excampeón Ramón Eurosa y su alimentación la supervisó la nutrióloga Ivonne Vargas.
En el ejercicio, pasó de hacer 15 minu- tos a cuatro horas y media al día, incluyendo rutinas para formar músculo y de técnica boxística para poder emular el estilo de Chávez, a la par que tenía que llevar una dieta que consistía en tomar ocho refrigerios al día.
“Baje siete kilos para quedar en un peso de 42 y luego tuve que subir tres kilogramos de músculo y esto lo tuve que mantener cinco meses que fue muy difícil en el rodaje”.

Armando dice que se siente orgulloso con el resultado.

Hora es otro

Laureado con dos premios Ariel y con 20 años de trayectoria, Armando reflexiona y dice que de su primer película Los héroes del Norte a la serie El César, sí ha habido un cambio en su vida profesional y personal.

“Me cambió profesionalmente y en lo personal, era un proyecto que esperé y busqué por mucho tiempo. Me hizo crecer, conocí a un Armando diferente también. Profesionalmente me redescubrí como actor”.

Hernández señala que cuando le dijeron que se había quedado con el papel central de El César, primero sintió satis- facción, orgullo y alegría, luego fue llanto y miedo, hasta el estómago le dolió porque sintió un gran nerviosismo, pero sabía que era una gran oportunidad.

“Me apliqué, mi frase de batalla es ‘tenemos una vida para ser ordinarios, una oportunidad para ser extraordinarios’ y esta fue la mía”.

Nuevos Proyectos

Armando Hernández destacó que entre sus nuevos trabajos fílmicos está El día de la unión, que dirigió Kuno Becker, con una trama sobre el terremoto de 1985, cuyo estreno se espera sea este año

No Comments Yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.