Mano a mano con Gilberto Jesús Mendoza en Buenos Aires

El vicepresidente AMB se refirió a los interinatos y no eludió ninguna pregunta, en un extenso reportaje con boxeo-boxing.com.

Por Edgardo Rosani (Morresi) – Director www.boxeo-boxing.com
Por Damián Pellecchia – Editor www.boxeo-boxing.com

Siempre es un placer encontrarse con amigos, especialmente con aquellos que tienen una gravitación profunda, esencial y especial en nuestra carrera profesional, personas a las que les debemos demasiado, como por ejemplo la existencia misma del sitio web que usted está leyendo. Boxeo-Boxing.com dialogó a solas, durante una hora, con el venezolano Gilberto Jesús “Gilbertico” Mendoza, vicepresidente de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), tras su paso por Buenos Aires, donde se instaló por unos días para estar presente en la unificación mundial pluma que disputaron Soledad Matthysse y la candiense Jelena Mrdjenovich, quien cordialmente y como tema esencial, se refirió a la importancia de los títulos interinos, tan cuestionados por la prensa y el público seguidor del noble arte de los puños.

Archivo

Archivo

¿Por qué es son tan cuestionados los títulos de la AMB?

– Es un tema complejo. Aquí enfrentamos dos ideologías: la purista, quien quiere solo un campeón por categoría, y que no notan que el boxeo evoluciona y se desarrolla, cambiando a una tendencia muy mercantil. Si cada entidad tuviera un solo campeón por categoría y ya no hubiese vacantes para aquellos boxeadores que estén buscando la ocasión de consagrarse, se van a abrir nuevos organismos, como el caso de la IBO, que en cierta forma posee campeones como Golovkin, Klitschko y anteriormente, Lennox Lewis.

– Inicialmente, nosotros habíamos pensando que en que vez de que crezca una nueva entidad, todo se mantuviera en una misma. En el pasado, nos encontrábamos con una cantidad y calidad innumerable de boxeadores, pero con menos oportunidades, dado que había menos categorías. Hoy, quizá esa cantidad sea menor, aunque paradójicamente, hay más inversión en nuestro deporte, lo que quiere decir las chances de llegar lo más alto van en aumento. Con esto quiero decir que el público, puede tomar como analogía, que los títulos alternativos se traducen en medallas de plata y bronce.

¿Qué papel juega el título de Supercampeón?

– En principio, la idea era de que los cuatro organismos principales (CMB, AMB, OMB y FIB) buscaran un campeón unificado, pero sin truncarle la chance a los que venían por detrás. La AMB, por iniciativa de mi padre (N. de R: Gilberto Mendoza Sr.), planteó la idea en el año 2001, pero no se llegó a un acuerdo. Hace un año, Cancún fue la sede donde se volvió a proponer esta alternativa, aunque por el momento no será posible.

Peoples (FIB), Sulaimán (CMB) y Mendoza (AMB), reunidos en Cancún / Notifight

Peoples (FIB), Sulaimán (CMB) y Mendoza (AMB), reunidos en Cancún / Notifight

– Hay que tener en cuenta que cada organismo tiene su propio reglamento y eso a veces crea una problemática a la hora de unificar los títulos (N. de R: ejemplo, en el boxeo femenino, el CMB permite dar una libra de más a la hora del pesaje, debido a su ciclo sexual). Ni hablar cuando empieza “la cosa” entre aquellas entidades que tienen preferencias por ciertos promotores. Por estos motivos, es muy difícil llegar a consagrar un único campeón.

– Si pudiésemos tener un poco más de organización, el status de supercampeón debería significar que solamente tenga que enfrentarse a los mejores y no contra el #14 o #15 del ranking, como a veces pasa. Para nadie es un secreto que Mayweather (N. de R: supercampeón AMB superwelter y unificado welter) elige a sus rivales, le da la revancha a quien quiere y la gente lo va a ver igual. Por eso, la idea del supercampeonato era tener unos mínimos requisitos para que se dispute entre los mejores, y dejar el rol de mandatorio a aquel que posea el cinturón regular.

Pero hoy, el mandatorio terminó siendo el interino…

– Aquí la cuestión. El título interino hace que el boxeo sea más popular, más allá de que los estatutos indiquen que ese mote es para quiens reemplazan a los titulares que por diversas razones, no puedan defender a corto plazo. Como comentaba, el desarrollo boxístico implica que también haya oportunidades los que se encuentran en zonas donde el boxeo no sea tan popular. Se darán cuenta que la mayoría de los títulos interinos de disputan en países como Perú, Colombia o Venezuela, ya que económicamente no tenían la capacidad de hacerlo, mientras que en Argentina ocurre en el boxeo femenino, donde hay mayores críticas (un tema aparte del cual podría estar hablando por horas).

– En líneas generales, tratamos de integrar a aquellos boxeadores que las cadenas televisivas o los promotores influyentes le dan la espalda y no lo ven, salvo aquellas ocasiones que logren disputar una contienda mandatoria. Un caso de ellos es el de Diego “la Joya” Cháves, que empezó con un interinato, y que hoy llegó a la elite para medirse ante los mejores. Incluso “el Chino” Maidana, que también paso por eso.

Diego Cháves, uno de los tantos interinos que llegó a la elite / Ramón Cairo

Diego Cháves, uno de los tantos interinos que llegó a la élite / Ramón Cairo

– Por eso, me gustaría que vean el aspecto positivo más allá de toda negatividad. Esto es simplemente es una jerarquización de los campeones con carácter mundial. Hay comisiones que aceptan y otras que no. Particularmente, me gusta que primero ganen un título regional, luego un intercontinental y que eso lo pueda catapultar a un interino o regular, aunque no es fácil, debido a que todos no cuentan con la calidad para disputarlos.

Pasó con Carlos Zambrano, Marelyn Rivas, Mauricio Herrera o José Benavidez, por ejemplo…

– Recuerdo que el maestro de la locución deportiva, Gonzalo López Silverio, decía que el boxeo tenía altos y bajos. En su momento teníamos a los cuatro reyes, como Leonard, Hagler, Hearns y Durán, y hoy, si Floyd se llegara a retirar, entraríamos en un pequeño bache en cuanto a estrellas. Thurman no se ha desarrollado al 100% además de no ser tan carismático y Canelo no sabemos si pasa con Cotto. Eso mismo ocurre en las plazas locales, como en Panamá, que hoy no cuenta con una figura principal. Por eso la importancia de los interinos, que permiten formarse y acercar a la gente a ver más boxeo en los mercados alternos. Otro ejemplo positivo es el del colombiano Darleys Pérez, que llegó a Inglaterra a disputar el mundial.

¿Se llegó a conformar algo en las reuniones que mantuvieron con Mauricio Sulaimán del CMB y Daryl Peoples de la FIB, en la cual “Paco” Valcarcel de la OMB no quiso estar presente?

– Estamos tratando de hacer lo posible para mantener una armonía entre los organismos, pero es algo muy difícil, ya que cada uno tiene su visión política y su forma de trabajo. Anteriormente comenté que la idea es hacer un torneo entre los campeones de cada entidad, pero pasó el tiempo.

¿AIBA tiene algo que ver con la unión de los tres organismos?

– Puede ser, pero AIBA todavía no me preocupa. Hay que estar alerta. Lo que noto, es su interés por mutar a una institución tipo FIFA, dejando de lado lo amateur.

¿Qué puedes informarnos acerca de la próxima Convención anual de la AMB?

– Hemos tomado la decisión de hacerla cada dos años. Esta vez, será en nuestra sede actual de Panamá, del 13 al 19 de diciembre. Allí realizaremos seminarios para oficiales y médicos, temas generales inherentes al boxeo mundial y las tradicionales reuniones de clasificaciones y campeonatos. ¡Los esperamos a todos!

La charla llegó al final previsible. Había pasado más de una hora en la que se le nota la pasión por el boxeo y su forma de sentirlo. Otros compromisos lo aguardaban y por la noche, cenas y agasajos con amigos.

Uno de los cinco hombres más influyentes del boxeo mundial actual nos dejaba sus impresiones. Recordamos anécdotas y ¡no perdimos la oportunidad para agradecerle todo lo que ha hecho por nosotros!

¡Simplemente gracias, querido Gilbertico! Gracias por el apoyo, por el reconocimiento y por el recuerdo. Atrás, quedaba las coqueta confitería del Sheraton Libertador Hotel de la ciudad de Buenos Aires, sede de la entrevista. Atrás quedaba un hombre sencillo, muy preparado, con gran dialéctica y conocedor al dedillo del boxeo internacional. Digno hijo de un padre, de quien solo tenemos palabras de agradecimiento para con él.

Gracias Gilber, hasta la próxima y a sus órdenes…