Mauricio Sulaimán, el heredero indiscutido

El hijo del desaparecido e inigualable Don José, es el candidato natural a sucederlo en la presidencia del CMB
Por Edgardo Rosani (Morresi)
Director www.boxeo-boxing.com

El mexicano Mauricio Sulaimán, hijo del legendario José Sulaimán (1931-2014) -quien condujo los destinos del Consejo Mundial de Boxeo por más de tres décadas y recientemente fallecido-, es indudablemente el sucesor indiscutido para tomar el legado que tan brillantemente forjara su padre.

Y ésta no es sólo una afirmación personal, indudablemente ésta idea es respaldada por gran parte del comité ejecutivo del organismo –siempre hay alguna oveja negra con pretensiones presidenciables- y por el representante en Argentina, el veterano dirigente Carlos Rodríguez, totalmente alineado con el hijo de la leyenda mundial. Sabemos que la idea de gran parte del comité es solicitarle a Mauricio la continuidad a cargo del organismo con sede en el DF mexicano. Y, claramente, apoyamos esa idea. Basamos ésta afirmación en las condiciones que Mauricio Sulaimán ha demostrado en estos últimos años. Siempre habrá errores, defectos o acciones que no contenten a la mayoría, pero sabemos de su capacidad, de su conocimiento, de su excelente manejo de la política y de las situaciones complejas. Resumiendo, un gran alumno de su padre, un maestro en esos menesteres. Para quienes tenemos la fortuna de asistir a las convenciones mundiales que el organismo realiza una vez por año en  alguna ciudad del mundo, el manejo, la política y la capacidad para enfrentar situaciones inesperadas –que descolocarían a cualquiera- es innegable. Mauricio –tenemos buena información al respecto- cuanta con el apoyo de cinco o seis pesos pesados del organismo, personas que tienen poder de decisión y de convencimiento sobre el resto, no tengan dudas.

Mauricio, fiel a su padre, declaró que no iba a continuar a cargo del organismo. Un capítulo que el querido Don José –a quién le hicimos el último reportaje en vida que concediera con fecha 06 de septiembre de 2013 cuando ya comenzaba su internación y su salud desmejoraba, ver nota en http://suljosblog.com/suljos/?p=36488, orgullo que nunca olvidaremos- le enseñó durante años a su hijo fue el de renunciar o declinar a la presidencia. Obviamente, por aclamación total, el comité, miembros y presentes, rogaban que Don José no se vaya y, por supuesto, retomaba y aceptaba el convite. Qué maestro querido José! Una jugada digna de Maradona o  Messi. Colocasl!

Mauricio intenta hacer lo mismo, declara que no seguirá, que no tomará la posta, pero estamos seguros que internamente si lo hará, además, tiene el apoyo de los popes del CMB, porta apellido y, por sobre todo, le sobran condiciones. Querido Mauricio –a quién le debemos mil consideraciones- y por quién tenemos gran respeto y cariño, va por buen camino, no tendrá aclamación total, pero su futuro es ser el nuevo presidente del Consejo Mundial de Boxeo. En ese camino está ubicado y sólo faltan metros para la bandera de llegada. Ni se moleste en mirar para atrás, los otros pretendientes no doblaron el codo en el hipódromo todavía mientras usted relojea de costado al galope.

Salud querido Mauricio! Desde nuestras líneas, el mayor de los éxitos en ésta sucesióny, ni que hablar, todo nuestro apoyo incondicional. Sea usted el mejor recuerdo y homenaje de lo invalorable que fue su padre en el mundo del boxeo. Este es nuestro humilde homenaje al querido Don José, con quién teníamos una gran relación en el último tiempo y de quién aprendimos bastante. Que en paz descansé querido amigo! Quédese tranquilo, el trono está bien cuidado!