Nadie creía en Cuellar

¿Quién hubiera apostado cinco pesos por el espléndido presente de Jesús Cuellar? ¿Quién hubiera prefigurado hace tres, cuatro años, que crecería al punto de pisar fuerte en los Estados Unidos? Pocos. Acaso el propio muchacho de José C. Paz, su entorno inmediato y un puñado de visionarios. Cuando hacia finales de 2011 perdió de forma categórica con el colombiano Oscar Escandón se hicieron patentes sus limitaciones y se volvieron robustas las prevenciones que generaba. Es decidido sí, pero tiene poca variedad. Pega fuerte, sí, pero es poco sostenido en el ataque y además cobra mucho. ¿Diagnóstico? Cuellar es un boxeador estancado. ¿Pronóstico? Un honrado y abnegado producto de consumo interno.

Por Walter Vargas, Diario Olé
http://www.ole.com.ar/blogs/francotirador/Nadie-creia-Cuellar_7_1372132774.html

Premier Boxing Champions

Premier Boxing Champions

Ayer Cuellar refrendó su condición de campeón mundial pluma gracias a una impecable seguidilla que redujo a nada al armenio Vic Darchinyan, una suerte de prócer de las categorías chicas. Antes, Cuellar había vapuleado a Rubén Tamayo, y noqueado a otro célebre, Juanma López, y superado a Rico Ramos y Claudio Marrero. De la mano de Roberto García, un entrenador baqueano en el arte de propiciar grandes saltos de calidad, Cuellar ya ha sentado reales en New York, Las Vegas, Washington y California. Peleador sanguíneo como es, jamás había boxeado tan bien ni había estado así de sintonizado para oler sangre y noquear conforme la vara se vuelve más exigente.

Ya se fue Maravilla Martínez. El Chino Maidana anda en su merecido dolce far niente. Omar Narváez medita en pleno otoño. Lucas Matthysse y el Cotón Reveco esperan nuevas pulseadas. Y un maduro Jesús Cuellar de 28 abriles es de lo más calificado del boxeo argento. Pase y vea.