Narváez venció a Orucuta en fallo mayoritario

En la noche del viernes, el chubutense venció al mexicano y retuvo por undécima vez la corona súpermosca OMB.
Por Néstor Giuria
http://www.elciudadanoweb.com/narvaez-vencio-a-orucuta-en-fallo-mayoritario/
En sólo siete días, el boxeo volvió a poner sobre la mesa de la realidad, aquello de: ” cuando se vuelve a enfrentar dos hombres, el más inteligente tiene las mejores posibilidades para resultar ganador”…Floyd Mayweather lo demostró ante Marcos Maidana y el viernes pasado, lo ratificó Omar Andres Narvaez ante Felipe Orucuta.
En el anfiteatro de Villa Maria (Cordoba), Narvaez superó por puntos en absurdo fallo dividido, al mexicano Orucuta y retuvo por undecima vez  el titulo mundial supermosca OMB. Veintinueve peleas mundialistas, establecen no sólo un record en su enorme carrera profesional, sino confirman su condición de supercampeón. Omar Andres Narvae, el “Huracán” de Trelew, pequeño en físico, pero grande en dimensión deportiva, como tantos exitosos, no pudo sortear la crítica y/ o  la opinión, de aquellos que – como incluso llegaron a hacerlo con Carlos Monzon – dejaban colgada la frase: ” nunca peleó con nadie importante… siempre con mediocres”…. Lejos de la realidad y cerca de la estupidez, esa frase, Omar Narvaez la borró con notables desempeños.
Felipe “el Gallo” Orucuta, llegó como número uno , retador obligado del ranking oficial y con el antecedente de haberle hecho una gran pelea el 25 de mayo de 2013, en el Luna Park. En aquella ocasión, la lucha fue intensa, pareja por pasajes y exigió al campeón hasta el último de sus recursos para salir ganador. Desde esa noche, la revancha quedó instalada. Y se dió…
Felipe Orucuta, con un rincón de lujo, el maestro Ignacio “Nacho” Beristain, respondió a su estirpe y raza mexicana. Boxeador de búsqueda constante de pelea frontal  y de gran despliegue físico. Ya lo había demostrado en su anterior enfrentamiento. Ninguna novedad. La novedad estuvo, como siempre ocurre en peleas difíciles, por el lado de Narvaez. El campeón sorprendió a su retador con una ofensiva insistente, desde el toque de la primera campana. Orucuta se obligó a trabajar en una distancia incómoda para sus pretenciones y a utilizar el contragolpe, como único recurso. El oficio, la experiencia, la dinámica, fueron factores fundamentales en el triunfo de Narvaez. La cautela del mexicano paso a ser indecisión. El contragolpe se cambió por el escape y sus envíos fallidos comenzaron a perder potencia.
Omar Narvaez hizo cuatro primeros rounds, de menor a mayor, mostrando gran solvencia y enorme repertorio de recursos. Los ofensivos, logrando marcar diferencias a traves de un puño zurdo potente y efectivo; los defensivos, para dejar desairado más de una vez a su rival. En el sexto capítulo, Orucuta decidió cambiar el rol y decididamente buscó llevar la pelea a la corta distancia, en especial en la zona de las cuerdas. Instalarla en el cruce y cambio de golpes. Lo logró por momentos, pero se encontró con que Narvaez, aceptó el reto y además lo superó. Las piernas, su velocidad y sus pasos laterales – que casi no utilizan los boxeadores hoy – fueron elementos sólidos y vitales en el plan del campeón. Por momentoa, pasaba de atacante neto a contragolpeador magistral. Inteligencia, talento, recursos técnicos marcados, fueron desfilando en cada movimiento del argentino. Omar Narvaez, con 39 años de edad y superando los 20 en actividad, físicamente, sostuvo los doce rounds al mismo ritmo. Su amor y apego por el gimnasio, siguen vigentes. Su matrimonio con el trabajo y esfuerzo diario, sigue presente como el primer día.
En las últimas vueltas, tomándose un respiro, Narvaez permitió que el mexicano lograra algunas diferencias. No obstante, los últimos seis minutos de combate, fueron una clase magistral y académica del argentino campeón, derrochando talento, creatividad y corazón de guerrero. La campana final llegó acompañada de un explosivo aplauso y aliento fervoroso que festejaba un triunfo indiscutido.
Las tarjetas oficiales: 116. 112 – 116. 112 y la insólita y disparatada de Patrick Rusell 114.114. La tarjeta EL HINCHA:  117 . 112, para Narvaez.
Sobre un ring caliente y con enorme felicidad, dijo Omar Andres Narvaez  ” ojalá puede festejar mis 40 años, siendo campeón mundial”…
Maestro, quédese tranquilo… encargue la torta, las velitas las soplamos entre todos….