No hace caso Canelo a Cotto

 

Si Miguel Cotto quiere hablar, que hable, pero sus palabras no afectarán para nada al mexicano Saúl ‘Canelo’ Álvarez ni a su equipo, encabezado por Edison y José Reynoso.

Golden Boy

Cotto dijo a ESPN este miércoles: “Durante toda la gira promocional Saúl y los Reynoso estuvieron muy amistosos y cordiales. Pero a la que tuvieron la primera oportunidad de culminarla, abrieron la boca para hablar mie… El hombre que aprovecha la ausencia de su rival para abrir la boca es un cobarde”.

En una breve respuesta, el equipo de Canelo simplemente respondió: “Que Cotto diga misa, realmente no nos interesa lo que piense y diga, ni hoy ni mañana ni el día de la pelea, en el ring hablará Canelo”.

En el equipo de Canelo hay confianza absoluta en que Saúl saldrá vencedor del duelo que sostendrá el próximo 21 de noviembre ante Cotto, por el título Medio del Consejo Mundial de Boxeo en el Events Center del Mandalay Bay de Las Vegas.

Hace unos días, Reynoso comentó en su cuenta de twitter, @CaneloTeam, que él nunca habló de la salud de Freddie Roach, entrendor del puertorriqueño Miguel Cotto, como publicó algún sitio asegurando que el boxeo es algo serio, no un circo. “Con la salud no se juega”, expresó.

Canelo y su equipo tienen trabajando desde agosto en San Diego, California, mientras que Cotto comenzará el 28 de septiembre en Los Angeles, California, con Freddie Roach. La pelea será copromovida por Roc Nation y Golden Boy Promotions.

Canelo firmó hace unos días una extensión de contrato con Golden Boy Promotions toda vez que le quedaban sólo dos peleas con la compañía de Óscar de la Hoya, lo cual fue valorado por el exboxeador californiano como un acto de lealtad.

Durante el tour de prensa de Cotto y Canelo, el único que puso la carne al asador ante el micrófono fue Freddie Roach, quien dijo que Cotto tiene la capacidad para poder noquear a Álvarez debido a su falta de experiencia.

FUENTE: Salvador Rodríguez, ESPNDeportes.com
http://espndeportes.espn.go.com/news/story/_/id/2476183/no-hace-caso-canelo-a-cotto