Pacquiao: No estoy acabado

Por Rodrigo Azurmendi
ESPN.com 

HOLLYWOOD — Manny Pacquiao se encuentra próximo a hacer su regreso a Las Vegas, y en la previa de su combate lanzó un mensaje claro a Timothy Bradley y a todos los escépticos.

 Hay Pacman para rato.

 Pacman

Chris Farina/Top Rank – Manny Pacquiao asegura estar vigente en su carrera como boxeador

El filipino viene de derrotar contundentemente a Brandon Ríos en noviembre en Macao, y dejó en claro que volver a la senda de la victoria le afectó positivamente la moral.

“Absolutamente sí que me mejoró la confianza”, aseguró. “Como dije, todavía no estoy acabado en el boxeo. Mi camino continuará”.

 El duelo del 12 de abril ante el californiano le dará al congresista la chance de recuperar el título que perdió en una decisión controversial hace ya casi dos años.

 “Es muy importante en mi carrera boxística porque será parte de mis logros”, avisó.

 Pacquiao aclaró que su motivación pasa por confirmarle al mundo que fue él quien debió ser coronado campeón aquella vez en el mítico MGM Grand.

 “La pelea de Bradley es distinta a la de [Juan Manuel]Márquez, pero esta es la segunda pelea y muy importante porque necesito demostrar que gané esa pelea”.

 El asiático, quien atraviesa su última semana entrenando en el gimnasio Wild Card junto a Freddie Roach, aclaró que aún no se le cruzó por la mente colgar los guantes, ya que todavía le queda hilo en el carretel.

 “No pensé en el retiro porque creo que todavía puedo pelear”, confesó. “Todavía estoy fuerte. Si sintiera algo en mi cuerpo podría decirle a mi gente que me retiro”.

 El oriundo de General Santos dijo que sus dos derrotas recientes le enseñaron a no dejar nada librado al azar. “Desde esa pelea en junio del 2012 he aprendido mucho”, dijo. “Fui demasiado bueno y bondadoso con [Bradley] en el ring. Eso fue lo que sucedió”.

 Pese a eso, el Pacman aclaró que el nocaut no será prioridad.

 “No estoy buscando el nocaut porque si voy pensando en eso sería una desventaja para mí”, avisó. “En lo que pienso es enfocarme en la agresividad y en tirar más golpes que en la primera pelea”.

 El filipino prefirió no mirar hacia el futuro y adelantarse a un posible revés, aduciendo que siempre prefiere en pensar en positivo.

 “Todavía soy el mismo”, repitió.