¿Quién es César Cuenca?

Por Walter Vargas, Diario Olé

El título mundial ganado por César Cuenca es oportuno para revitalizar un boxeo argentino que ha pasado de la cresta de la ola a una dolorosa mediocridad. Se retiró Maravilla Martínez, Omar Narváez tiene 40 años, el Chino Maidana disfruta de los dólares que supo conseguir, Lucas Matthysse y Cotón Reveco esperan turno para intentar reconquistar coronas y las carteleras locales expresan una pobreza sin precedentes.

afp

afpCesar cuenc

¿Quién es el nuevo campeón welter junior de la Federación Internacional de Boxeo? ¿Quién es ese muchacho humilde, curtido, paciente, que ayer dio una exhibición de boxeo de escuela y que cuando escuchó el fallo lloró como un niño en un remoto cuadrilátero de Macao?

Es un sobreviviente de una era en general subordinada a las leyes del noqueador, del peleador explosivo e incluso de la veneración a los robots de video game. Es una víctima del presidente de la OMB, el boricua Paco Valcarcel, que desconoció su primer puesto en el ranking, jamás se dignó ordenar su chance obligatoria y rubricó su desprecio con un cinismo brutal: “César no es un boxeador comercial”.

Y no, César Cuenca no es un boxeador comercial. Sí es un portento de piernas, vista, cintura, jab filoso, cabeza fría. Sí es un profesional que en 13 años jamás perdió una pelea (acaso, nobleza obliga, con el nicaragüense Alfaro en 2006 haya sido favorecido por una decisión localista) y que gracias al baile que le ha dado al chino Ik Yang supo honrar dos indicadores: el de la tradición de argentinos campeones del mundo con 63 kilos y monedas (Matthysse, Maidana, Látigo Coggi, Uby Sacco, Nicolino Locche) y el del boxeo bien concebido y ejecutado con máxima pureza. Enhorabuena.

FUENTE: http://www.ole.com.ar/blogs/francotirador/Cesar-Cuenca_7_1396130374.html