Vuelve Cloroformo y está todo dicho

Andrés Martino/ Ovación
amartino@unoentrerios.com.ar

Los boxeadores pasaron ayer la primera batalla: La báscula. Ahora ya comenzaron a meterse de lleno en lo que será la velada de esta noche en el Club Atlético Olimpia a partir de las 21.30.

Cloroformo.jpg_869080375En el hotel Maran Suites and Towers hubo pesaje y conferencia de prensa de presentación oficial de cara al festival que organiza la Asociación Civil para el Desarrollo del Deportista (ACDD) y que fiscalizará la Comisión Municipal de Boxeo.

Los primeros en pasar por la balanza fueron los púgiles amateurs de los diferentes gimnasios y luego fue el turno de los profesionales.

Allí primero se pesaron los protagonistas del semifondo. El paranaense Wenceslao Mansilla y su retador, Facundo Muñoz (Tucumán) acusaron 76,200 kilogramos. De inmediato fue el turno del fondo. Ulsies López, quién regresa al campo rentado, registró en la balanza 70,500 kilogramos al igual que se oponente, el tucumano radicado en Buenos Aires Cristián Ríos.

Una vez que pasó la ceremonia de pesaje cada uno de los principales protagonistas dijo lo suyo respecto de una velada, que en la antesala, promete y mucho.

EL REGRESO. Ulises Cloroformo López regresará hoy al profesionalismo luego de tres años de ausencia.

A seis saltos combatirá con Cristián Ríos en lo que será el plato fuerte en el CAO. “Estoy extrañamente tranquilo, pero muy contento con todo lo que se está generando porque hace rato que no se veía. Contento porque voy a volver a pelear y sí extrañaba la adrenalina de todo esto. Estoy tranquilo, quiero ver a mi rival y después esperar hasta que suene la campana”.

Respecto de su preparación, el oriundo de Villa Clara confesó: “Estoy muy bien. Entrené de una manera diferente respecto de las veces anteriores, que entrenaba fuerte pero ahora es otra cosa. Me siento muy bien y ojalá lo pueda demostrar arriba del ring”.

Si bien hace un tiempo que no pelea, López no es un improvisado en la materia. Por ende al rival de turno lo observó y lo estudió. “Sé que es un boxeador zurdo. Nuca fue noqueado y peleó con referentes del peso mediano. Perdió con dos y por puntos, pero es aguerrido y no le dispara a la lucha franca. Será una pelea difícil y generalmente cuando uno vuelve después de tres años, todo es difícil. Se encontró a él y yo no le voy a escapar”.

Por último el entrerriano imaginó la noche perfecta. “La noche ideal sería ganar por nocaut y lo más rápido posible. Además que sea lo menos golpeado posible. Qué sea un pelea limpia. Después si no se da, estaré contento igual porque volví a pelear que es lo que más quiero”.

PELIGRO DE NOCAUT. Antes del combate estelar, Wenceslao Mansilla será nuevamente protagonista en la noche de Olimpia. Peligro también dijo lo suyo: “Es un condimento extra que vuelva Ulises al boxeo, pero para mí ya es algo normal el hecho de estar concentrado y enfocados bien en la pelea”.

Respecto de su oponente, el paranaense que orienta Roque Romero Gastaldo opinó: “Viene un poco más pesado. Está todo estipulado para los 78 kilos, tiene muchas peleas, pero el récord no es tan positivo. Vamos a tratar de cuidarnos porque tiene mucha experiencia. No hay que dejar pasar nada por alto”.

A la hora de hablar de su plan de pelea, Mansilla focaliza todo en la tranquilidad, en el estudio del su rival. “Hace varias peleas que la idea es salir tranquilo, no enloquecernos porque sino nos quedamos sin nafta. Llegamos bien a los seis round, con Córdoba lo hicimos muy bien, así que estamos tranquilos en ese sentido. Después hay que tratar de que no nos pegue y meter las manos justas”.

“El domingo se cumple un año desde que debuté como profesional. Venimos trabajamos de la misma forma, aunque siempre con la idea de mejorar en defensa, ataque y en los golpes con sus combinaciones. Estamos trabajando de progresar y trabajamos para eso. Ojalá que pueda festejar el año con un nocaut. No hay que desesperarse, llega sólo”, cerró Peligro Mansilla entusiasmado por su presente.