Yésica “La Tuti” Bopp: Mamma mia!

La ex doble campeona mundial, en la dulce espera, alterna cuidado personal con tareas políticas y de ayuda comunitaria, mientras aguarda el nacimiento de su primer descendiente
Por Edgardo Rosani (Morresi)
Director
www.boxeo-boxing.com

En ésta oportunidad, voy a escribir en primera persona, quizás violando alguna ley implícita del periodismo vernáculo, que no viene al caso aplicar en éste particular y sentido editorial.

Enlace permanente de imagen incrustada

“La Tuti” embarazada de cuatro meses, espera para fines de marzo su primer descendiente

Yèsica Yolanda “La Tuti” Bopp, 27-1-0, 12 KO, es nacida el 11/04/84 en Wilde, provincia de Buenos Aires, tiene 30 años, del signo de Aries, con guardia diestra y 1,53m de estatura, actualmente es doble campeona mundial –ahora en receso- de la división mini mosca, en las versiones de la Asociación Mundial de Boxeo y Organización Mundial de Boxeo. En su última presentación, el 26/04/14, capturó la vacante corona mundial de la categoría mosca, versión OMB ante la santafecina –también campeona- Daniela “La Bonita” Bermúdez en la ciudad de Río Grande, Tierra del Fuego, en gran demostración.

Enlace permanente de imagen incrustada

Mamma mía! El título del editorial, justo a su medida…

Ahora, con un embarazo de cuatro meses –tiene fecha estimada de parto para el 31 de maro de 2015- espera su primer descendiente junto a Alejandro Silva –empleado de peaje de Bernal zona sur, natural de Lomas de Zamora y boxeador amateur- y por ésta razón, el título de “Mamma mìa” del editorial para la hermosa y siempre hot bonaerense.

Presentada la protagonista, digo que escribo en primera persona, porque me une con “La Tuti” una entrañable y particular amistad de años, que va más allá del boxeo propiamente dicho. Mi querida amiga, se ha reunido conmigo y con mis hijas varias veces, en cenas programadas a las que asistió con una generosidad que va más allá de la relación a nivel boxeo. Para más datos, fue la única persona del ambiente del boxeo que asistió al cumpleaños de 15 de mi hija mayor, realizado éste año. Con Yésica compartimos varios viajes internacionales, interminables charlas personales en ámbitos paradisíacos e intercambio de experiencias de vida comunes a ambos y, por qué no decirlo, hasta algunos consejos. Es por ésta razón, que escribir un editorial en el que hablamos de su maternidad, me alegra, me llena de orgullo y la cara de felicidad que transmite, es el mejor regalo que puede darle a sus seres queridos y a su legión de fans.

Sus reconocidos auspiciantes ATILRA –Asociación de trabajadores de la industria lechera de la República Argentina- y la Municipalidad de Avellaneda –que dirige el intendente Jorge Ferraresi-, continúan apoyándola en éste trascendental momento de su vida. Además, la empresa WEBER –de materiales para la construcción y demás- colabora con ella en ayuda comunitaria, como por ejemplo la refacción del Club Islas Malvinas de Avellaneda y la escuela municipal de box de la ciudad de Concordia, provincia de Entre Ríos.

Luego del nacimiento de su primer vástago –la semana próxima ya sabrá el sexo- tomará un tiempo lógico para atenderlo y luego, retomará el entrenamiento, para volver a la actividad para el segundo semestre de 2015.

Sea éste un particular y sentido homenaje a una excelente boxeadora, pero por sobre todas las cosas, a una gran amiga, excelente persona y muy querida, a la que le deseo el mayor de los éxitos en ésta maravillosa etapa de su vida. Mamma mia querida Tuti! Te quiero mucho, de corazón!