Yoan Pablo Hernández se juega mucho más que el cinturón de la IBF

Por David Ramírez Valdés

El vigente campeón mundial de los cruceros por la Federación Internacional de Boxeo (IBF por sus siglas en inglés), y número uno en el ranking de The Ring, Yoan Pablo Hernández, ya tiene rival para la próxima defensa de su título. El cubano debutará en 2014 enfrentándose a Pawel Kolodziej, el próximo 8 de marzo, en el Salón Max Schmeling, en Berlín, Alemania.

hernandezYoanPablo

Ésta será la primera vez que Hernández ponga en juego su cinturón ante un oponente de su elección, desde que se alzara con una de las fajas de las 200 libras, en 2011. Las anteriores defensas del caribeño, todas determinadas por la IBF, fueron ante el estadounidense Steve Cunningham, a quien superó por decisión unánime (en pelea revancha tras la polémica victoria en la que Hernández conquistó el título); por igual vía a expensas del canadiense Troy Ross; y, el pasado noviembre, contra el ruso Alexander Alekseev, a quien noqueó en diez rounds.

Hernández (28-1, 14KOs) peleará por trigésima vez en su carrera profesional en Alemania, país donde reside y ha desarrollado toda su trayectoria en el boxeo rentado, desde que abandonara Cuba, en 2005. El cubano, de 29 años, disfrutó de un regreso triunfal contra Alekseev, más de diez meses después de que escalara por última vez a un cuadrilátero en un combate oficial. Ante el ruso, el caribeño pasó apuros después del quinto round, extremadamente agotado y falto de ritmo, algo a lo que ya nos hemos acostumbrado, pues justamente ha sido la falta de resistencia física su peor enemigo entre las 16 cuerdas. Afortunadamente para los parciales del antillano, una derecha a la cabeza de Alekseev obligó al referí a decretar el fuera de combate.

Kolodziej (33-0, 18 KOs), el próximo retador, ostenta un récord impresionante de victorias sin reveses, ante púgiles de poco nivel e historial. El polaco de 33 años disputará su primer combate por un cinturón mundial, tras salir airoso en tres ocasiones en 2013. En su última aparición en un encordado, Kolodziej se impuso al desconocido nigeriano, nacionalizado alemán, Prince Anthony Ikeji, en pleito efectuado en Polonia, el pasado noviembre.

Joan Pablo Hernández, amplio favorito para retener su cetro mundial de la IBF, deberá protagonizar una actuación memorable si pretende cruzar guantes, a finales de 2014, con alguno de los actuales reyes de la división crucero. De mostrarse una vez más vulnerable, será difícil que el ruso Denis Lebedev o el alemán Marco Huck (los otros dos grandes nombres de la división, con el perdón del impronunciable polaco Krzysztof Wlodarczyk), accedan a una pelea con el cubano para la unificación de sus títulos. Estará en los puños de Hernández la posibilidad de enmudecer a sus detractores y conseguir que sea 2014 el año de su definitiva consagración boxística –y financiera.